980x200

El clasicismo de Bach confluye con el techno en las calles de Santiago

CHILE MÚSICA | 10 de octubre de 2019

Santiago de Chile, 9 oct (EFE).- Los polos opuestos de la música y la arquitectura encontraron este miércoles un punto en común durante un concierto que mezcló el clasicismo de Bach con los bajos del techno en un plena calle, entre edificios tradicionales germanos y la modernidad de los rascacielos de Santiago.

La suite nº1 solo para violonchelo del compositor alemán encontró la confluencia con los beats electrónicos y minimalistas de la esencia de Detroit (EE.UU.) en las calles de la capital chilena ante docenas de personas que escucharon este inusual concierto urbano.

Cualquiera que pasara por el pasaje en donde las corcheas de cuerda se mezclaban con los bajos metálicos podía pararse a contemplar de forma gratuita esta composición de músicas casi antagónicas.

La iniciativa #technoclassic del colectivo VRS Techno sorprendió a propios y ajenos pero gustó entre los presentes a pesar de la dificultad de hacer cabalgar juntos estilos tan diferentes.

Los propios artistas, Safi Vega, de 21 años, al violonchelo, y Luis Herrera, de 30 años, en la mesa de mezclas; explicaron a Efe al término de la actuación que fue bastante complicado "hacer calzar" las métricas y los ritmos para crear una composición coherente.

"El desafío era calzar las partes con métricas que no eran como las del techno. El techno está en cuatro cuartos y son de cuatro negras, pero en la suite de Bach hay varios movimientos que están en tres cuartos o en seis octavos", afirmó Herrera.

Para el dj, que adaptó sus propias producciones musicales al clásico del siglo XVIII, la mayor complicación estuvo en la adaptación de los bombos y las cajas de la música electrónica para no opacar las notas del violonchelo.

"Son dos lenguajes musicales totalmente distintos, pero el techno es el que se adaptó a lo clásico porque lo que mantuvimos como rígido y estricto fue la parte clásica", indicó.

Vega, sin embargo, consideró el esfuerzo de adaptar y alternar las diferentes partes de la suite nº1 de Bach con los beats de Herrera, ya que necesitaron unos dos meses de ensayos para hacer cuadrar ambos estilos.

"El problema fue más grande para Luis para poder hacer calzar y que fuera más minimalista y que no entorpeciera tampoco la ejecución del violonchelo. Tuvimos que hacer una mezcla de música continua y tratar de hacer transiciones entre medio", señaló.

Alternando el protagonismo del chelo con el de la mesa de mezclas, ambos artistas completaron por 45 minutos una iniciativa moderna sin perder los detalles clásicos que juntó dos mundos, dos tiempos y dos estilos, a priori incompatibles.

"La onda era un poco por el techno, por el tema fiestero. Pero con el clásico conseguimos que la gente estuviera como "¿qué está pasando aquí?" Y eso es bastante atractivo para la gente", dijo Vega.

  • Ningún comentario presente
Normas de comentarios

www.wnenespanol.com no se hace responsable de las ideas expresadas por los autores de los comentarios y se reserva el derecho a eliminar aquellos contenidos que:
  • resulten ofensivos y/o discriminatorios
  • que tengan como fin promover el boicot contra personas, productos empresas o instituciones
  • que atenten contra el derecho a la intimidad, al honor y/o a la propia imagen o nombre
  • aquellos que busquen fines comerciales y/o publicitarios
500 caracteres disponibles
Para evitar spam, por favor resuelva este simple problema matematico e ingrese el resultado (pinche en la imagen para recargarla).

Música