980x200
América Latina Volver a "América Latina"

Haddad busca el voto católico y Bolsonaro evitar cantar victoria antes de tiempo

BRASIL ELECCIONES | 11 de octubre de 2018

Brasilia, 11 oct (EFE).- El progresista Fernando Haddad se acercó hoy a la Iglesia católica y el ultraderechista Jair Bolsonaro evitó cantar victoria anticipada, después de que un sondeo vaticinó que se impondrá en la segunda vuelta de las presidenciales en Brasil.

A través de las redes sociales, que son por excelencia su medio de comunicación con sus seguidores, Bolsonaro reiteró que no confía en encuestas y descalificó una divulgada este miércoles por la firma Datafolha, que le atribuyó una intención de voto del 58 % frente al 42 % que tendría Haddad de cara a la segunda vuelta.

"¿De dónde viene?" ese apoyo a Haddad, planteó el líder de la ultraderecha, quien recordó que en la primera vuelta del pasado domingo el candidato del Partido de los Trabajadores (PT) obtuvo un 29 %, mientras que él recibió el voto del 46 % del electorado.

Bolsonaro instó a sus seguidores a "seguir trabajando" hasta el 28 de octubre, cuando se celebrará la segunda vuelta, y reiteró su desconfianza en el sistema electrónico de votación, sobre el cual ha dicho más de una vez que puede ser manipulado y permitir "fraudes".

Haddad, por su parte, visitó la Conferencia Nacional de Obispos (CNBB), lo que fue interpretado como un acercamiento al electorado católico para contrapesar el fuerte apoyo que el líder de la ultraderecha ha logrado entre las influyentes iglesias evangelistas.

El candidato del PT subrayó que su programa de gobierno contempla la agenda que propone el papa Francisco, que apunta a "fortalecer la democracia, la protección del medio ambiente y la cuestión social".

La CNBB no se ha pronunciado en favor de ningún candidato, pero ha instado a los católicos a votar en aquel que encarne los valores citados por Haddad, quien insistió hoy en que los brasileños deben discutir "proyectos" y no el "odio" al PT, que en su opinión es lo que promueve Bolsonaro.

Haddad también reiteró sus críticas a la decisión de Bolsonaro de no participar en un debate televisivo previsto para este viernes, la que el ultraderechista atribuyó a una decisión médica, debido a que aún se recupera de la cuchillada que le asestó un hombre el pasado 6 de septiembre durante un mitin.

Según Haddad, es "contradictorio que una persona no pueda debatir y pueda dar entrevistas", como hace casi a diario Bolsonaro en su domicilio, pues "una entrevista es un debate con periodistas" y "no queda clara cuál es la diferencia" a la hora de cotejar ideas.

A diferencia de Bolsonaro, valoró el resultado de la encuesta de Datafolha y dijo que le anima a "seguir en la lucha".

Subrayó que hoy se cumplió "exactamente un mes" desde que fue proclamado candidato del PT en sustitución de Luiz Inácio Lula da Silva, hasta ese momento abanderado de esa formación y vetado por la Justicia por su condición de presidiario y condenado por corrupción.

"Hace un mes tenía un 4 % de las intenciones de voto y hoy tengo ya 42 %", afirmó Haddad, quien aseguró que restan "dos semanas de trabajo" hasta las elecciones del 28 de octubre, en las que puede remontar la cuesta frente a un adversario que está en campaña desde hace más de un año.

La visita de Haddad a la CNBB fue considerada "estratégica" por el PT, pues detrás de la contienda puramente política también se esconde una disputa religiosa por los votos, que enfrenta a las cada vez más influyentes iglesias evangelistas y al electorado católico.

El movimiento pentecostal se ha unido a las filas de Bolsonaro y desde hace semanas promueve su campaña directamente en los templos y por los numerosos medios de comunicación que posee, que incluyen canales de televisión y radios de alcance nacional.

Hasta ahora, la iglesia católica sólo había instado a sus fieles a votar por aquellos candidatos que garantizaran la "defensa de la democracia", un mensaje que fue considerado vago pero contrario al líder ultraderechista, un nostálgico defensor de la dictadura que gobernó entre 1964 y 1985.

Las iglesias evangelistas, por el contrario, han entrado de lleno en campaña y muchos de los más conocidos pastores condenan a diario al PT y a Haddad, a los que acusan de "comunistas" y "contrarios a los valores morales de la familia".

Contenido relacionado

Haddad afirma que Bolsonaro "quiere fusilar a quien piensa diferente de él"

Sao Paulo, 11 oct (EFE).- El candidato progresista Fernando Haddad, del Partido de los Trabajadores (PT), dijo hoy en redes sociales que el ultraderechista Jair Bolsonaro, con quien se medirá en la segunda vuelta de las elecciones presidenciales en Brasil, "quiere fusilar a quien piensa diferente de él".

"Yo soy una persona que conversa con todo el mundo político, incluso con quien piensa diferente a mí. No es el caso del diputado Jair Bolsonaro, que quiere fusilar a quien piensa diferente de él", afirmó Haddad en su perfil oficial de Twitter.

El aspirante del PT, que obtuvo un 29 % de los votos en la primera vuelta de los comicios celebrada el pasado domingo frente al 46 % de Bolsonaro, dijo que su adversario el próximo 28 de octubre "lleva 28 años en la Cámara de Diputados destilando odio, todo el tiempo, contra los nordestinos, contra las mujeres" y "contra los petistas".

"Él es un hombre impropio para el debate democrático", añadió en una serie de tuits en los que lanzó duros ataques contra el polémico capitán en la reserva del Ejército, un nostálgico de la dictadura militar (1964-1985) y con un largo historial de declaraciones machistas, racistas y homófobas.

Haddad está convencido de que podrá revertir la enorme diferencia con respecto a su adversario, reflejada en la primera vuelta y que en número totales asciende a unos 18 millones de votos, aunque las encuestas indican lo contrario.

Según un sondeo divulgado este miércoles por la firma Datafolha, Bolsonaro ganaría la segunda vuelta con un 58 % de los votos válidos frente al 42 % que obtendría Haddad, sucesor en la disputa del expresidente Luiz Inácio Lula da Silva, preso por corrupción y vetado por la Justicia por su situación jurídica.

No obstante, para esa remontada Haddad considera de vital importancia debatir en directo con Bolsonaro en televisión, una opción que, por el momento, no contempla el ultraderechista, quien guarda reposo en su casa de Río de Janeiro tras recibir una puñalada el 6 de septiembre pasado durante un acto de campaña.

El "heredero" de Lula reiteró además que empresas estatales, como la petrolera Petrobras, Banco do Brasil y Caixa Económica Federal. "no serán vendidas" y que no quiere "un banquero en el Ministerio de Hacienda, como Paulo Guedes (consejero económico de Bolsonaro)".

"Él (Guedes) especuló la vida entera en el mercado financiero y no entiende nada de generar empleo. Saber generar empleos y no cortar derechos sociales: ese es el perfil de nuestro ministro de Hacienda", aseguró Haddad.

Los dos candidatos han intensificado los ataques entre ellos, sobre todo a través de redes sociales, tras los comicios del pasado domingo, en medio de la extrema polarización entre ambos que hay en el país.

  • Ningún comentario presente
Normas de comentarios

www.wnenespanol.com no se hace responsable de las ideas expresadas por los autores de los comentarios y se reserva el derecho a eliminar aquellos contenidos que:
  • resulten ofensivos y/o discriminatorios
  • que tengan como fin promover el boicot contra personas, productos empresas o instituciones
  • que atenten contra el derecho a la intimidad, al honor y/o a la propia imagen o nombre
  • aquellos que busquen fines comerciales y/o publicitarios
500 caracteres disponibles
Para evitar spam, por favor resuelva este simple problema matematico e ingrese el resultado (pinche en la imagen para recargarla).

América Latina