980x200
América Latina Volver a "América Latina"

La ONU: la polución causará en el mundo "millones de muertes prematuras" hasta 2050

ONU MEDIOAMBIENTE | 13 de marzo de 2019

La directora ejecutiva en funciones de ONU Medioambiente, Joyce Msuya (d-de pie), habla ante un grupo de ministras de Medio ambiente durante un desayuno informativo en la UNEA-4. EFE

Nairobi, 13 mar (EFE).- La contaminación seguirá provocando en el mundo "millones de muertes prematuras" hasta 2050, así como el deshielo del Ártico si no se acelera la protección del medioambiente, advierten dos informes presentados hoy por la ONU.

Los documentos sobre el estado del planeta se publicaron en la Asamblea de Medio Ambiente de la ONU (UNEA-4), el foro mundial de más alto nivel en temas medioambientales, que se celebra desde este lunes y hasta el viernes en Nairobi y al que asisten ministros, autoridades y representantes de más de 193 países.

El esperado Informe Mundial de Medio Ambiente (conocido en inglés como "General Environment Outlook", GEO) relevó datos tan importantes como que actualmente la contaminación atmosférica es la causa de entre 6 y 7 millones de muertes anuales.

Se trata de un fenómeno que se prevé que vaya en aumento y provoque cada año entre 4,5 y 7 millones de fallecimientos hasta 2050, según el estudio, que cumple su sexta edición y está realizado por 250 científicos y expertos de más de 70 países.

Además, el incremento en la utilización de productos químicos provocará, entre otros impactos, una mayor resistencia a los antibióticos y antes de 2050 figurará como una de las primeras causas de muerte en el mundo.

El informe también advierte de que los llamados "disruptores endocrinos", presentes en muchos productos químicos en todos los ámbitos de la vida diaria y de la naturaleza, seguirán alterando la fertilidad tanto en hombres como en mujeres y el desarrollo neurológico de los menores.

Estas son algunas de las conclusiones más destacadas de este texto, presentado por la directora ejecutiva en funciones de ONU Medioambiente, Joyce Msuya, y el presidente de la Asamblea y ministro estonio de Medioambiente, Siim Kiisler, ente otros.

Msuya y Kiisler estuvieron acompañados por los copresidentes del informe: Joyeeta Gupta, profesora de Medioambiente y Desarrollo en la Universidad de Amsterdam; y Paul Ekins, profesor de la universidad británica College of London.

Los expertos defendieron que las políticas conjuntas contra los efectos climáticos tiene más beneficios que las individuales, y abordaron problemas como la producción de alimentos relacionada con el crecimiento demográfico o la producción masiva de plástico.

Hicieron hincapié en que tomar medidas para mitigar los efectos del cambio climático costarían a nivel mundial unos 22 billones de dólares (19 billones de euros) , mientras que si se actúa en ese sentido se generarían unos beneficios en salud de unos 54 billones de dólares (47 billones de euros).

Según el informe, la disminución del consumo de carne y del desperdicio alimentario en países desarrollados y emergentes reducirá en un 50 % la necesidad de producir alimentos para los más de 9.000 millones de habitantes que se calcula habrá en 2050.

En la actualidad, el 33 % de los alimentos van a la basura en los países desarrollados, de ahí la necesidad de un cambio de modelo de desarrollo porque, de lo contrario, no se conseguirán los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS) de la ONU en 2030 ni en 2050.

Los expertos recomiendan igualmente inversiones en planes de desarrollo de áreas rurales para reducir la migración a las ciudades, donde se prevé que viva más del 70 % de la población mundial en 2050.

En la presentación del informe, Kiisler hizo alusión especial a la lucha contra el plástico, que ha sido una de sus prioridades para lograr la reducción de los ocho millones de toneladas de este material que llegan a los océanos cada año.

Msuya, por su parte, subrayó la urgencia con la que deben actuar los gobiernos "porque el tiempo corre", e insistió en que "todos tenemos un rol en este cambio".

Ekin aseveró la necesidad de un "cambio estructural profundo" en el sistema económico y los hábitos de consumo actuales y puntualizó que "todos los trabajos deben convertirse en verdes", mientras Gupta aseguró que un "planeta sano revierte en el bienestar de la población", de ahí que se deba "actuar ya".

También dio que hablar en la Asamblea de Nairobi el informe "Enlaces globales: Una mirada gráfica al cambio del Ártico", que revela que esta región sufrirá un aumento de entre 3 y 5 grados centígrados hasta 2050, una situación que "devastará" la zona y elevará el nivel de los océanos en todo el mundo.

"La idea es subrayar las relaciones entre el Ártico y sus conexiones globales y lograr soluciones que puedan ayudar a otras partes del planeta", dijo Bjorn Alfthan, portavoz de la fundación noruega GRID-Arendal, coautora del documento junto a ONU Medio Ambiente.

Ese estudio alerta de que el deshielo podría despertar al "gigante dormido" que supone esta región y causar más gases de efecto invernadero, así como un incremento en la acidificación y polución de los océanos.

El Ártico alberga a más de cuatro millones de habitantes, de los cuales aproximadamente el 10 % son indígenas y se dedican, en su mayoría, a labores como la minería, la pesca y la industria maderera.

Por Lourdes Uquillas y Edurne Morillo

Contenido relacionado

Las cinco claves del Informe Mundial de Medioambiente de la ONU

Nairobi, 13 mar (EFE).- La sexta edición del Informe Mundial de Medioambiente de la ONU se presentó hoy en Nairobi en el marco de la IV Asamblea de Medio Ambiente de las Naciones Unidas (UNEA-4), que se celebra esta semana en la capital keniana.

Las cinco grandes claves del informe, conocido en inglés como "General Environment Outlook" y realizado por 250 expertos de más de 70 países, son las siguientes:

1. La contaminación del aire seguirá provocando la muerte prematura de entre 4,5 y 7 millones de personas cada año hasta 2050.

Este fenómeno, que actualmente causa de 6 a 7 millones de muertes prematuras, sobre todo en África, Asia y Oriente Medio, continuará matando durante las próximas décadas.

Las personas muy mayores o muy jóvenes, con enfermedades cardiorespiratorias o con un bajo nivel económico, son más vulnerables a la contaminación del aire.

2. La resistencia a los antibióticos será la primera causa de muerte en el mundo hasta 2050.

La habilidad de microorganismos, como bacterias, virus y algunos parásitos, para evitar el efecto de antimicrobianos (antibióticos, antivirales o antimaláricos), facilitará que las infecciones se expandan en la población. Algunas causas son los contaminantes vertidos en el agua, como excrementos animales y humanos.

Una solución son las plantas de tratamiento de aguas residuales, que pueden eliminar las bacterias resistentes a los antibióticos del agua, pero difícilmente los antibióticos en sí.

3. Los "disruptores endocrinos" alterarán la fertilidad de hombres y mujeres y el desarrollo neurológico de los menores.

Esos "disruptores" son sustancias externas al cuerpo que alteran las funciones del sistema hormonal, inhibiéndolo o estimulándolo, y están presentes en muchos productos químicos.

Están relacionados con procesos fisiológicos anómalos, como una menstruación prematura o el desarrollo de cáncer de mama o de próstata. Los "disruptores endocrinos" se transmiten también a través de las aguas residuales y se hallan en productos de uso diario, como leche industrial o pesticidas aplicados a cultivos.

4. Una disminución del consumo de carne y del desperdicio alimentario reducirá un 50 % la necesidad de producir alimentos.

Esa menor necesidad de producir alimentos afectaría a los más de 9.000 millones de habitantes que se calcula que habrá en el mundo en 2050.

Unas dietas saludables con menos carne, combinadas con sistemas efectivos de recogida de residuos pueden aumentar la productividad laboral y reducir la necesidad de tierra para agricultura destinada a la alimentación del ganado.

El 33 % de los alimentos van a la basura en los países desarrollados.

5. Urge un acuerdo global para reducir los 8 millones de toneladas de plástico arrojadas cada año a los océanos

Aunque los datos sobre los océanos tienen muchas lagunas por la falta de bases de datos globales, se han detectado microplásticos en todos los océanos del mundo e incluso en el hielo del Ártico.

Los deshechos marinos, de los cuales los plásticos representan un 75 %, son una amenaza importante para la biodiversidad.

  • Ningún comentario presente
Normas de comentarios

www.wnenespanol.com no se hace responsable de las ideas expresadas por los autores de los comentarios y se reserva el derecho a eliminar aquellos contenidos que:
  • resulten ofensivos y/o discriminatorios
  • que tengan como fin promover el boicot contra personas, productos empresas o instituciones
  • que atenten contra el derecho a la intimidad, al honor y/o a la propia imagen o nombre
  • aquellos que busquen fines comerciales y/o publicitarios
500 caracteres disponibles
Para evitar spam, por favor resuelva este simple problema matematico e ingrese el resultado (pinche en la imagen para recargarla).

América Latina