980x200
América Latina Volver a "América Latina"

Caputova despierta esperanzas europeístas en un entorno euroescéptico

ESLOVAQUIA ELECCIONES | 30 de marzo de 2019

Viena/Praga, 31 mar (EFE).- El triunfo de la europeísta Zuzana Caputova en las elecciones presidenciales de Eslovaquia celebradas este sábado pasado trae esperanzas de un cambio de rumbo hacia una sociedad más justa, democrática y pro-europea, en una región marcada por el populismo, el autoritarismo y el euroescepticismo.

"Es importante que seamos una parte fuerte y activa de la Unión Europea (...). Si es posible hay que usar la cooperación con otros países para resolver los problemas que nos afectan a todos: lo considero bueno y eficaz", declaró este domingo Caputova en una entrevista a la televisión local TA3.

Esta abogada liberal de 45 años será la primera mujer en ocupar la jefatura del Estado del país centroeuropeo de 5,4 millones de habitantes, tras ganar la segunda ronda de las presidenciales con el 58,4 % de los votos, confirmó hoy la Comisión Electoral eslovaca al publicar el recuento final de los votos.

Su partido, "Progresivne Slovensko" (Eslovaquia progresista), del que aún es vicepresidenta, se someterá por primera vez al voto de la población en las elecciones al Parlamento Europeo del 26 de mayo, con un mensaje claramente europeísta.

Ivan Stefunko, presidente de esta joven formación liberal de izquierda fundada en 2017, vaticinó anoche, tras quedar claro la victoria de su candidata, que las coordenadas de la nueva mandataria serán una fuerte orientación pro-europea, con acento en la ecología y el fortalecimiento del Estado de Derecho y la justicia.

Posturas todas que contrastan con las tendencias políticas que se han impuesto en la región, donde en los últimos años se han fortalecido las corrientes populistas de derechas y conflictivas con Bruselas.

Aunque Eslovaquia es el socio más pro-europeo del Grupo de Visegrado (que integra junto a Polonia, Hungría y la República Checa), el Gobierno del partido socialdemócrata Smer del exprimer ministro Robert Fico, ha hecho causa común con esos vecinos al oponerse tajantemente a aceptar un plan comunitario para dar asilo a los refugiados que llegan a Europa.

Preguntada hoy por el ascenso de la extrema derecha y del populismo de cuño euroescéptico en los comicios a la Eurocámara que auguran las encuestas, Caputova resaltó que también va en aumento el apoyo al proyecto comunitario.

"Es paradójico que se hable de victoria de los populismos, que no son sino intentos desintegradores, y al mismo tiempo existe un máximo histórico de confianza de la ciudadanía europea sobre este proyecto", significó la activista liberal.

Eso sí, admitió que la UE tiene que "mejorar su funcionamiento" y, sobre todo, comunicar más eficazmente "el sentido de esta integración y cuáles son sus efectos en la vida de las personas".

Si bien el cargo de presidenta es más protocolario que ejecutivo, el ascenso de Caputova es visto por muchos como una señal de que los eslovacos han optado por un nuevo estilo político que les devuelva la confianza en sus instituciones, desacreditadas por acusaciones de corrupción y clientelismo.

La presidenta electa, divorciada y madre de dos hijos, participó en la ola de manifestaciones ciudadanas sin precedentes que desató el asesinato doble del periodista Jan Kuciak, de 27 años, y su pareja, en febrero de 2018, así como la trama de vínculos de la mafia con las altas esferas del poder que investigaba el reportero.

La presión social forzó la dimisión del entonces primer ministro, Robert Fico, líder del gubernamental partido socialdemócrata Smer

El recuerdo de Kuciak, con quien colaboró en varios casos de abuso, estuvo presente en toda la campaña electoral de Caputova, marcada por un mensaje claro de "justicia para todos" y "decencia en la política".

Su partido, que deberá abandonar antes de sustituir a Andrej Kiska en la jefatura del Estado el 15 de julio, espera ahora no solo ganar apoyos para las elecciones europeas, a las que acude en coalición con la formación "Spolu" (Juntos), sino también, dentro de un año, desafiar a Smer en las legislativas eslovacas que previsiblemente se celebrarán en marzo de 2020.

La derrota del candidato apoyado por el partido gubernamental, Maros Sefcovic, un experimentado diplomático, apuntaría a un debilitamiento del partido socialdemócrata, que aún lidera Fico.

Contenido relacionado

Caputova promete ser una presidenta que no caerá en el populismo

Praga, 30 mar (EFE).- Zuzana Caputova, la primera mujer que presidirá Eslovaquia tras ser elegida este sábado en las urnas, ha prometido que demostrará como "se puede salir a una lucha política con ideas propias, sin caer en el populismo".

"Sí, puede funcionar", declaró a la prensa Caputova, abogada de 45 años, tras conocerse el escrutinio de más del 60 % de los votos de la segunda vuelta de las elecciones presidenciales, que le otorgan la victoria con el 58,35 % del apoyo ciudadano.

"Se puede hablar de la verdad y ganarse la confianza de otros sin un vocabulario agresivo y golpes bajos", añadió la futura jefa del Estado ante sus seguidores, familiares y amigos, en un acto celebrado en el Mercado Viejo de Bratislava y televisado en directo.

Tras saludar "en las cuatro lenguas mayoritarias que se hablan en el país (eslovaco, húngaro, romaní y checo)", Caputova celebró su victoria y el hecho de que "haya llegado" a pesar de las dudas de muchos.

"La decencia en la política no es una muestra de debilidad, sino que puede ser nuestra fortaleza. Hemos demostrado que la barrera entre el conservadurismo y el liberalismo se puede superar. Busquemos lo que nos une", añadió

Desconocida hasta hace poco, Caputova, divorciada y madre de dos hijos, conquistó a los electores con un mensaje a favor de una justicia imparcial y contra la corrupción, en una sociedad indignada tras el asesinato del periodista investigador Jan Kuciak.

Caputova, una presidenta liberal entre los populistas centroeuropeos

Praga, 30 mar (EFE).- Sin experiencia política, liberal, ecologista y mujer. Zuzana Caputova, ganadora de las presidenciales eslovacas de este sábado, rompe el perfil del "hombre fuerte", nacionalista y populista que domina la política en Europa Central desde hace años.

La experiencia política de Caputova, de 45 años y licenciada en Derecho, es igual a cero, pero se ha bregado en el ámbito público en campañas anticorrupción y de defensa del medioambiente.

En 2016 fue una de las ganadoras del Goldman Environmental Prize, en reconocimiento a sus 14 años de lucha contra un vertedero en Pezinok, su ciudad en las afueras de la capital.

En ese vertedero estuvo implicado Marian Kocner, un controvertido empresario cuyos vínculos con el crimen organizado denunció el periodista Jan Kuciak, antes de ser asesinado junto a su pareja en febrero de 2018.

Ese crimen hizo patente para muchos eslovacos la red de clientelismo, corrupción y relaciones entre crimen y alta política que se ha formado en el país, y generó el terremoto político del que ha surgido la candidatura de Caputova.

La abogada, divorciada y madre de dos hijos, que conocía personalmente a Kuciak, participó en las masivas manifestaciones con las que la ciudadanía reaccionó en la calle al homicidio y a la revelación de las investigaciones del reportero.

El escándalo desató la mayor ola de protestas en el país centroeuropeo tras la caída del comunismo hace tres décadas y forzó finalmente al entonces primer ministro, el socialdemócrata Robert Fico, a abandonar el poder, junto a su titular de Interior y el jefe de la Policía.

La campaña electoral de Caputova ha sido un único y claro mensaje: transparencia y justicia para todos.

"Como abogada he luchado en muchas causas en el lado de la gente corriente, que no podía alcanzar la justicia. El hecho de que en nuestro país no funcione la justicia es un problema serio", declaró recientemente al diario "Pravo".

"Somos un Estado donde las prácticas mafiosas de muchas personas influyentes (...) han copado ciertas instituciones", ha afirmado en otra ocasión.

Para Beata Balogová, redactora jefe de SME, uno de los diarios más prestigiosos del país, Caputova ha lanzado "el mensaje de que los eslovacos deben decir 'no' al mal, que es la corrupción, la intervención política en el trabajo policial, la protección de gente con vínculos políticos".

Al elegirla en el cargo más alto del Estado, los ciudadanos dejaron claro que quieren un nuevo estilo político, más decente, más justo y de servicio público.

A finales de 2017, Caputova participó en la creación de "Progresivni Slovensko", una formación liberal y progresista que enarbola un ideario de lucha contra la corrupción y el abuso de poder, y que aspira a desafiar al gubernamental Smer, liderado aún por Fico, en las próximas legislativas.

Sus apoyos se han disparado desde el 10 % hasta incluso más del 50 %, según algunas encuestas recientes.

Este sábado, en la segunda vuelta de las presidenciales, se impuso a Maros Sefcovic, vicepresidente de la Comisión Europea y candidato apoyado por el Smer.

Sefcovic es un veterano político y diplomático de 52 años, que ha ejercido muchos e importantes cargos, pero es visto por muchos como un político de la vieja guardia, del continuismo e, incluso, bajo la sombra de Fico, lo que evidentemente no le ha favorecido en estos comicios.

  • Ningún comentario presente
Normas de comentarios

www.wnenespanol.com no se hace responsable de las ideas expresadas por los autores de los comentarios y se reserva el derecho a eliminar aquellos contenidos que:
  • resulten ofensivos y/o discriminatorios
  • que tengan como fin promover el boicot contra personas, productos empresas o instituciones
  • que atenten contra el derecho a la intimidad, al honor y/o a la propia imagen o nombre
  • aquellos que busquen fines comerciales y/o publicitarios
500 caracteres disponibles
Para evitar spam, por favor resuelva este simple problema matematico e ingrese el resultado (pinche en la imagen para recargarla).

América Latina