980x200
América Latina Volver a "América Latina"

Díaz-Canel: EE.UU. ha hecho retroceder las precarias relaciones con Cuba hasta el peor nivel

CUBA EEUU | 13 de abril de 2019

La Habana, 13 abr (EFE).- El presidente cubano, Miguel Díaz-Canel, acusó este sábado a Estados Unidos de haber hecho retroceder las "precarias" relaciones bilaterales "hasta el peor nivel" y se preguntó qué más puede hacerle Washington a la isla "después de sesenta años de persecución, agresiones y amenazas".

Díaz-Canel, que pronunció el discurso de cierre de un pleno extraordinario de la Asamblea Nacional (Parlamento unicameral), arremetió contra el país vecino, que, según dijo, "a todas luces busca estrechar el cerco contra la soberanía cubana, recrudeciendo el bloqueo y en especial la persecución financiera".

Las palabras del mandatario se producen a menos de una semana de que el asesor de Seguridad Nacional de la Casa Blanca, John Bolton, pronuncie en Miami un discurso sobre Cuba, Venezuela y Nicaragua en el que se espera que refuerce la presión contra esos países y anuncie nuevas sanciones sobre la isla caribeña.

"No, señores imperialistas, los cubanos no nos rendimos ni aceptamos leyes sobre nuestros destinos. En Cuba mandamos los cubanos (...). Nadie va a arrebatarnos ni por la seducción ni por la fuerza la patria que los padres nos ganaron de pie. Cuba sigue confiando en su fuerza y su dignidad y también en las de otras naciones soberanas e independientes", espetó el gobernante.

Calificó a EE.UU. como "un enemigo tenaz y codicioso acechando cerca" que "amenaza, otra vez, y de hecho se lanza con medidas insensatas que escalan en agresividad y saña" y consideró que no se pueden "subestimar estas agresiones".

La Administración de Donald Trump es contraria al "deshielo" bilateral impulsado por el anterior presidente estadounidense, Barack Obama, y en los últimos dos años ha paralizado el acercamiento y endurecido el embargo sobre la isla, además de dejar su Embajada funcionando bajo mínimos tras unos misteriosos incidentes de salud sufridos por diplomáticos de EE.UU. en La Habana.

Díaz-Canel hizo varias referencias al título III de la Ley Helms-Burton, suspendido desde su aprobación en 1996 y que Washington amenaza con reactivar, lo que permitiría a ciudadanos estadounidenses incluyendo a cubanos naturalizados demandar en tribunales de ese país a empresas que se estén lucrando con bienes incautados tras el triunfo de la Revolución en 1959.

"Este año se han esmerado en darnos plazos con la posible aplicación del título III de la Ley de la Esclavitud, como en realidad debería llamarse", algo que "han hecho con estilo de perdonavidas desde 1996", prosiguió.

Aludió a los plazos cada vez menores de suspensión de esa disposición, que "aplazan por un mes o por unos días, con arrogantes amenazas, como quien sostiene sobre todas nuestras cabezas una espada capaz de cortarlas si no nos rendimos".

Desde su creación en 1996, el título III de la ley Helms-Burton ha sido suspendido por todos los Gobiernos de EE.UU. cada seis meses, pero el actual Ejecutivo ha acortado cada vez más esos plazos, y ahora está previsto que la medida entre en vigor el 1 de mayo si el secretario de Estado, Mike Pompeo, decide no suspenderla.

Cuando la Helms-Burton se aprobó hace 23 años, el bloque europeo y otros países con intereses empresariales en la isla se opusieron ferozmente porque temían que sus compañías fueran demandadas en EE.UU. y, por ello, la Unión Europea denunció a Washington ante la Organización Mundial del Comercio.

El litigio concluyó entonces con el compromiso de EE.UU. de mantener el título III suspendido a cambio de la retirada de la querella.

El ministro español de Exteriores, Josep Borrell, en su visita a Washington a inicios de este mes, transmitió a Pompeo, el rechazo del Gobierno de su país a la activación del título III por los perjuicios que supone para el abundante empresariado español en Cuba.

Por otro lado, Díaz-Canel también se refirió a Venezuela, principal aliado político y económico de la isla y cuyo presidente, Nicolás Maduro, tiene el total respaldo de La Habana.

"Contra Venezuela se han empleado a fondo repitiendo el guion de los primeros años contra la Revolución cubana", señaló el mandatario, para quien hora "la novedad" está en el uso de "tácticas de guerra no convencional", desde noticias falsas hasta "sabotajes a las redes informáticas" son los que "el imperio corta la luz y el agua a los venezolanos"

"Tratan de rendir por hambre y carencias al bravo pueblo venezolano al que le roban sus recursos financieros, mientras se afilan los dientes para devorar las riquezas con que la naturaleza dotó en abundancia a esa hermana nación", agregó.

Contenido relacionado

El Parlamento cubano declara su "total condena" a la ley Helms-Burton de EE.UU.

La Habana, 13 abr (EFE).- La Asamblea Nacional de Cuba declaró este sábado su "absoluto rechazo" a la "política hostil" de Estados Unidos y su "total condena" a la ley Helms-Burton, cuyo título III permitiría a los cubano-estadounidenses reclamar propiedades en la isla confiscadas hace más de cinco décadas.

"Declaramos el absoluto rechazo a la política hostil del Gobierno de EE.UU. contra Cuba y la total condena a la Ley Helms-Burton, proyecto genocida promovido abierta y descaradamente contra el pueblo cubano", indica el texto aprobado por el Parlamento unicameral cubano en sesión extraordinaria.

La proclamación fue aceptada de manera unánime por los 572 diputados presentes en la reunión, encabezada por el expresidente Raúl Castro y el actual mandatario de la isla, Miguel Díaz-Canel, y trasmitida con dos horas de diferido por la televisión estatal.

Cuba reitera así su rechazo a la "ilícita" ley Helms-Burton y la posible reactivación total de su título III, aún suspendido con excepciones por la Administración del presidente Donald Trump, que al contrario de sus antecesores decidió resucitar la polémica medida, firmada en 1996.

Este acápite de la ley Helms-Burton fue creado para permitir que los estadounidenses, incluidos los cubanos naturalizados, pudieran demandar ante cortes de EE.UU. a las compañías que supuestamente se están beneficiando de propiedades en Cuba que eran suyas hace 60 años, antes de la Revolución de 1959.

Desde su aprobación, la disposición ha sido suspendida por todos los Gobiernos estadounidenses cada seis meses, pero el Ejecutivo de Donald Trump ha acortado cada vez más esos plazos: primero lo anuló por 45 días, luego durante un mes y más recientemente por solo dos semanas.

La Asamblea cubana insistió en que la ley Helms-Burton es "inaplicable" y no tiene "efecto jurídico" en la isla, según la Ley de Reafirmación de la Dignidad y la Soberanía Cubanas aprobada en 1996 como respuesta a la legislación estadounidense.

El Parlamento de la isla confirmó además su "compromiso irrevocable con la voluntad de la inmensa mayoría del pueblo de Cuba, decidido a defender su derecho a la paz y la autodeterminación".

Por último, agradeció a los parlamentarios del mundo que han expresado su rechazo a la activación del Título III y al embargo que Washington mantiene hace más de 60 años sobre el país caribeño, recrudecido desde la llegada de Trump, contrario al "deshielo" bilateral impulsado por su antecesor, Barack Obama.

Cuando la Ley Helms-Burton se aprobó hace 23 años, el bloque europeo y otros países con intereses empresariales en la isla se opusieron ferozmente porque temían que sus compañías fueran demandadas en EE.UU. y, por ello, la Unión Europea denunció a Washington ante la Organización Mundial del Comercio.

El litigio concluyó entonces con el compromiso de EE.UU. de mantener el título III suspendido a cambio de la retirada de la querella.

El Gobierno estadounidense cumplió su parte del trato hasta marzo pasado, cuando anunció que impediría la entrada en vigor de la provisión hasta al menos el 1 de mayo, pero que permitiría las demandas de cubanoestadounidenses contra las más de 200 compañías cubanas que aparecen en una "lista negra" del Departamento de Estado.

Esa "lista negra" incluye entidades relacionadas con la inteligencia cubana, efectivos de seguridad y las Fuerzas Armadas, que controlan la gran mayoría de los hoteles de la isla, gestionados en régimen de empresa mixta por corporaciones extranjeras, como las compañías españolas Meliá, Barceló e Iberostar.

El ministro español de Exteriores, Josep Borrell, en su visita a Washington a inicios de este mes, transmitió a su homólogo estadounidense, Mike Pompeo, el rechazo del Gobierno de Pedro Sánchez a la activación del Título III.

  • Ningún comentario presente
Normas de comentarios

www.wnenespanol.com no se hace responsable de las ideas expresadas por los autores de los comentarios y se reserva el derecho a eliminar aquellos contenidos que:
  • resulten ofensivos y/o discriminatorios
  • que tengan como fin promover el boicot contra personas, productos empresas o instituciones
  • que atenten contra el derecho a la intimidad, al honor y/o a la propia imagen o nombre
  • aquellos que busquen fines comerciales y/o publicitarios
500 caracteres disponibles
Para evitar spam, por favor resuelva este simple problema matematico e ingrese el resultado (pinche en la imagen para recargarla).

América Latina