980x200
América Latina Volver a "América Latina"

Los padres del sueco detenido en Ecuador: "Solo sabemos que es amigo de Assange"

ASSANGE ECUADOR | 16 de abril de 2019

Quito, 16 abr (EFE).- Los padres del informático sueco Ola Bini, detenido el pasado jueves en Ecuador por presuntamente atentar contra sistemas digitales del país, confirmaron este martes que su hijo es amigo del fundador de Wikileaks Julian Assange y que su arresto fue irregular.

"Lo único que sabemos es que Ola es amigo de Julian Assange, nada más", afirmó hoy en una comparecencia el padre de Bini, Dag Gustafsson, acompañado por la madre del procesado, Görel Bini Gustafsson.

Ambos llegaron al país en la víspera y visitaron hoy el Centro de Detención Provisional El Inca, donde se encuentra detenido Bini bajo prisión preventiva durante 90 días.

El Ministerio del Interior de Ecuador, en coordinación con la Policía, ordenó la detención del informático en el Aeropuerto Internacional Mariscal Sucre de Quito cuando se disponía a viajar a Japón, el mismo día que se le retiró el asilo a Assange en la Embajada ecuatoriana en Londres.

La Fiscalía General informó que investiga a Bini por su presunta participación en un delito de ataque a la integridad de sistemas informáticos del país, aunque el Gobierno ha pedido averiguar si forma parte de una trama de espionaje en la que estarían involucrados dos piratas informáticos rusos.

Aunque el caso de Bini ha dejado patente hoy la falta de información que rodea este tipo de pesquisas y si existen detenidos en las mismas circunstancias.

Con semblante serio y a sus espaldas una imagen proyectada de su hijo de 36 años, tocado con un sombrero y luciendo varios pendientes, los padres expresaron su preocupación ante lo que consideraron "irregularidades en su detención".

Definen a su hijo como una persona "honesta y considerada", que siempre "ha estado del lado correcto" y explicaron con ayuda de su abogado local, Carlos Soria, que el joven había establecido su residencia en Ecuador desde hacía cinco años, donde trabajaba en el mundo del software y la encriptación informática.

Tras hablar con los abogados del caso, los padres del informático apuntan a que se produjeron "varias y severas irregularidades en su detención, que no fue conducida correctamente".

El letrado argumentó que la detención fue "ilegal", porque, entre otras medidas, estuvo incomunicado durante ocho horas, no se le dispuso desde el primer momento asistencia legal, ni se informó a la Embajada de Suecia en Quito, como estipula la legislación.

Los padres pidieron a las autoridades de Ecuador su inmediata liberación porque afirman estar "seguros de que es inocente de lo que se le ha acusado" y aclararon que su hijo tenía programado desde hacía meses su viaje a Japón para pasar unas vacaciones.

El equipo legal, que recibe asistencia de organizaciones nacionales e internacionales, tiene programado pedir medidas cautelares a la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH).

Pero al margen de las supuestas irregularidades, desestimadas por la Justicia ecuatoriana, las autoridades de este país apuntan además a la vinculación que mantenía Bini con el fundador de WikiLeaks, lo que habría motivado su detención con fines de investigación.

"Uno de los temas que a nosotros nos llevó a valorar eso son catorce visitas en tres años al señor Julian Assange, la última en enero de este año", manifestó el secretario particular de la Presidencia, Juan Sebastián Roldán, en una entrevista con Efe.

El alto funcionario también señaló vínculos del informático con el excanciller Ricardo Patiño, que bajo el Gobierno de Rafael Correa (2007-2017) fue el que asiló a Assange.

Todo el caso está bajo investigación secreta en paralelo o vinculado con las indagaciones que se realizan a una presunta red de espionaje dentro del país destinada a la obtención de información confidencial mediante el pirateo electrónico.

El presidente de Ecuador, Lenín Moreno, indicó a un medio británico que el activista australiano intentó usar la Embajada en Londres "como centro de espionaje".

WikiLeaks fue vinculado a una web anónima que divulgó que el hermano de Moreno había creado una compañía opaca en un paraíso fiscal, además de publicar fotografías privadas del presidente ecuatoriano y su familia.

Círculos correístas han convocado hoy en Quito una concentración de protesta por decisión del Gobierno de retirarle el amparo a Assange, similar a una que la semana pasada apenas aglutinó a pocas decenas de manifestantes.

Y es que una reciente encuesta indica que el 72 por ciento de los ecuatorianos manifestó estar de acuerdo con la medida, en tanto que el 28 por ciento la desaprobó.

Daniela Brik

Contenido relacionado

El caso Assange reaviva en Ecuador el pedido de censura a la jefa de la Asamblea de la ONU

Quito, 16 abr (EFE).- El retiro del asilo a Julian Assange llevó este martes a varios legisladores de Ecuador a insistir en censurar a la excanciller y actual presidenta de la Asamblea General de la ONU, María Fernanda Espinosa, quien concedió la naturalización ecuatoriana al australiano a finales de 2017.

"Es el momento de darle transparencia a las cosas y que el pueblo ecuatoriano las conozca", apuntó en una rueda de prensa el legislador de centroderecha Fernando Flores, al pedir que se tramite ante el órgano rector del Parlamento una investigación a la exministra, con el fin de que se le abra juicio político.

Por su parte, la socialcristiana Cristina Reyes recordó que el 31 de mayo de 2018, con 58 firmas de casi todas las bancadas políticas de la Asamblea Nacional (Parlamento), se pidió el inicio de un juicio político contra Espinosa por su presunto "incumplimiento" de funciones, pero la iniciativa no prosperó y nunca llegó al Consejo de Administración Legislativa (CAL).

Según Flores, del partido Creando Oportunidades, la comparecencia de Espinosa "se ha retrasado porque muchos ya conocían perfectamente lo que sucedía con Assange".

El fundador de Wikileaks Julian Assange estaba refugiado en la embajada de Ecuador en la capital británica desde junio de 2012 para evitar su extradición a Suecia, que por entonces solicitaba su entrega por presuntos delitos sexuales.

El jueves pasado, al anunciar el retiro del asilo diplomático al fundador de WikiLeaks, Ecuador también notificó que suspendía los efectos de la naturalización que Espinosa le concedió en diciembre de 2017 para intentar sacarlo de Reino Unido bajo estatus diplomático.

Ese proceso, reveló una investigación de una legisladora y confirmó la Cancillería la semana pasada, se hizo trasgrediendo algunas reglas y con "múltiples inconsistencias".

Por esas inconsistencias legales, Reyes y otros legisladores piden que se retome el estancado proceso de juicio político a Espinosa, que en junio de 2018 dejó su cargo tras ser elegida presidenta de la Asamblea General de la ONU.

Además del caso Assange, Reyes incluyó contra ella su actuación durante la crisis del secuestro y posterior asesinato en abril de 2018 de un equipo de prensa del diario El Comercio, que había acudido a la zona de frontera con Colombia para recabar información sobre la violencia.

Durante la rueda de prensa, los parlamentarios recordaron que la excanciller pidió entonces quince días de licencia para promocionar su candidatura a la Asamblea General de Naciones Unidas.

Los Gobiernos de Ecuador y Colombia atribuyeron el secuestro y asesinato del periodista Javier Ortega, el fotógrafo Paúl Rivas y el conductor Efraín Segarra a disidentes de las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC).

Reyes opinó también que mientras Espinosa estuvo a cargo del Ministerio de Relaciones Exteriores y Movilidad Humana, entre mayo de 2017 y junio de 2018, hubo un "abandono de cerca de 300.000 ecuatorianos en Venezuela" ante la crisis humanitaria que vive ese país.

Y consideró que, una vez que se ponga a disposición del pleno del Legislativo el informe del juicio a Espinosa, se demostrará al país que "la funcionaria se ha burlado de los intereses de los ecuatorianos, ha llevado adelante una agenda ideológica y ha malgastado recursos públicos", aseguró.

El pedido de juicio a Espinosa se realiza para sentar un precedente de que "los funcionarios públicos tienen la responsabilidad de servir a los ciudadanos y no despilfarrar fondos públicos", comentó Reyes.

Al menos dos fotógrafos heridos durante protesta a favor de Assange en Quito

Quito, 16 abr (EFE).- Al menos dos fotoperiodistas resultaron con heridas tras la represión policial contra una manifestación de apoyo a favor del australiano Julian Assange, organizada en Quito por grupos afines al expresidente Rafael Correa (2007-2017).

La respuesta policial se produjo cuando la marcha "correísta" transitaba por las calles del centro de la capital ecuatoriana, a dos cuadras de la Plaza de la Independencia, donde se ubica el Palacio de Gobierno que lucía fuertemente custodiado por agentes y soldados.

Según testigos, los policías arremetieron contra los manifestantes y también golpearon a una fotógrafa, que resultó con una herida en la cabeza.

También otro fotógrafo de un medio local sufrió una contusión en la cabeza, producto de un golpe con tolete, mientras la gente corría para escapar de los gases lacrimógenos y la arremetida de perros y caballos.

De momento se desconoce si hay otros heridos o detenidos del lado de los manifestantes que, durante el trayecto, tildaron de "traidor" al actual presidente del país, Lenín Moreno, por haber retirado el asilo diplomático a Assange, lo que permitió que la Policía británica se lo llevara del interior de la sede de la Embajada de Ecuador en Londres.

Assange, cuyo otorgamiento de la nacionalidad ecuatoriana también está en revisión, se mantuvo refugiado en la Embajada ecuatoriana en Londres desde 2012, pero la semana pasada fue arrestado y existe la probabilidad de que sea extraditado a Estados Unidos que lo quiere juzgar por haber penetrado sus sistemas informáticos.

El fundador de WikiLeaks, que se encuentra recluido en una cárcel británica, también ha sido involucrado en la revelación de miles de información confidencial que han avergonzado a varios gobiernos de Occidente.

Durante la manifestación de hoy en Quito, el tema de Assange también fue vinculado por los manifestantes al rechazo a las políticas económicas formuladas por el Gobierno de Moreno, quien ha basado su gestión en un acercamiento estrecho a los organismos multilaterales de crédito como el Fondo Monetario Internacional (FMI).

"Fuera Moreno, fuera" o "Fuera, traidor, fuera", fueron las consignas más escuchadas durante la marcha de protesta.

  • Ningún comentario presente
Normas de comentarios

www.wnenespanol.com no se hace responsable de las ideas expresadas por los autores de los comentarios y se reserva el derecho a eliminar aquellos contenidos que:
  • resulten ofensivos y/o discriminatorios
  • que tengan como fin promover el boicot contra personas, productos empresas o instituciones
  • que atenten contra el derecho a la intimidad, al honor y/o a la propia imagen o nombre
  • aquellos que busquen fines comerciales y/o publicitarios
500 caracteres disponibles
Para evitar spam, por favor resuelva este simple problema matematico e ingrese el resultado (pinche en la imagen para recargarla).

América Latina