980x200
América Latina Volver a "América Latina"

Madonna promete durante los ensayos de Eurovisión una "sorpresa especial"

EUROVISIÓN 2019 | 15 de mayo de 2019

Jerusalén, 15 may (EFE).- Madonna ya está en Israel, donde pasó parte del día ensayando para preparar su actuación del próximo sábado en la gala final de Eurovisión en Tel Aviv, y anunció que prepara "una sorpresa especial".

"Madame X está preparando algo especial para sus fans", prometió la artista en su cuenta de Twitter junto a un breve vídeo de sus ensayos y unas imágenes en las que se la ve ataviada con un parche pirata cruzado por una gran X de brillantes.

La gran diva del pop llegó anoche al país para participar en la final del festival y aunque no han trascendido detalles sobre si ha firmado ya o no su contrato para su interpretación de dos canciones, financiada por el multimillonario canadiense-israelí Sylvan Adams, los preparativos ya han comenzado.

Esta mañana, un portavoz de la Unión Europea de Radiodifusión aseguró que hasta entonces no se habían tomado "decisiones definitivas" ni se habían "firmado contratos con respecto a la actuación de Madonna en Eurovisión 2019".

Sin embargo, un portavoz de Adams declaró a Efe que el acuerdo económico entre la artista y el filántropo está completamente cerrado -se estima que el coste de la actuación sea de un millón de dólares (890.973 euros), pero quedaba pendiente cerrar el contrato con la organización del festival, sin el que no es posible la actuación.

Contenido relacionado

Judíos ultraortodoxos rezan contra la violación del shabat durante Eurovisión

Jerusalén, 15 may (EFE).- Una corriente de judíos ultraortodoxos convocaron un rezo especial mañana en Israel contra los trabajos que "profanan" el shabat, la jornada sagrada de descanso para el judaísmo, a causa de la celebración estos días del festival de Eurovisión.

Los rabinos Haim Kanievsky y Gershon Edelstein, líderes de la corriente haredí no jasídica, pidieron a través de una circular pública titulada "El lamento del shabat" que se celebren oraciones especiales en las sinagogas mañana a medianoche, informó hoy la radio pública israelí Kan.

Lo hacen en señal de rechazo al desacato público del shabat y a que muchos judíos se verán obligados a trabajar en sábado con motivo del festival.

Desde que Israel ganó su derecho a convertirse en el país anfitrión de Eurovisión el año pasado ha tenido que hacer frente a dificultades planteadas por la población ortodoxa.

Ésta exige un descanso absoluto sin actividades institucionales ni de organismos oficiales y en el que no hay transporte público durante el shabat, que comienza al caer el sol el viernes y termina en el anochecer del sábado.

Por ejemplo, la banda musical israelí Shalvá, compuesta por jóvenes con distintas discapacidades, y que era favorita en todas las encuestas para representar al país, abandonó el concurso tras negarse a trabajar durante esta jornada.

Tel Aviv impulsa su imagen en Eurovisión 2019... si el boicot no lo impide

Tel Aviv, 15 may (EFE).- Ni fortines ni metralletas por doquier. Tel Aviv acoge por primera vez el Festival de Eurovisión, el mayor programa mundial de la televisión, y lo hace desde la serenidad, a sabiendas de lo que se juega en la proyección de su imagen exterior, si las amenazas y peticiones de boicot al evento no lo impiden.

"Una de las grandes contradicciones con las que lidiamos es la diferencia entre la percepción y la realidad en torno al tema de la seguridad en la ciudad, que es una de las más tranquilas del mundo; esta es una oportunidad incomparable de mostrarlo", reconoce a Efe el máximo responsable de Turismo Internacional de su Ayuntamiento, Eytan Schwartz.

Fue uno de los puntos que la Unión Europea de Radiodifusión destacó cuando escogió Tel Aviv como sede de la sexagésima edición de su gran festival en detrimento de Jerusalén, cuya capitalidad reclama Israel sin el reconocimiento internacional.

Ya entonces fueron muchas las voces e incluso países que amenazaron con declinar su participación en Eurovisión si aquella era la ciudad escogida, peticiones de boicot que, aunque de una manera más o menos ruidosa, no han cesado con la elección de Tel Aviv y que han incluido la de Roger Waters, siempre beligerante a este respecto por la ocupación de territorios palestinos.

En plena celebración del festival, varios centenares de israelíes protestaron este martes contra Eurovisión y la ocupación de esos territorios, el mismo día que un grupo de músicos gazatíes celebraron un simbólico festival alternativo sobre las ruinas de un edificio bombardeado en la reciente escalada de violencia que volvió a poner en entredicho la imagen de Israel.

Estas protestas, que se mantendrán a lo largo de la semana, incluirán un acto poco antes de la gran final del sábado delante del recinto, Expo Tel Aviv, y en las últimas horas se extendieron a un ataque cibernético contra la web de la cadena pública KAN que interrumpió la emisión de la primera semifinal y difundió el mensaje: "Israel no es seguro".

La ciudad, sin embargo, no es el fortín que se podía esperar. Aunque la Policía ha destinado "cientos de agentes, patrullas especiales y guardias de seguridad privada" a vigilar las zonas estratégicas del festival, incluida la playa, no se aprecian mayores medidas que, por ejemplo, en la edición de Lisboa de 2018. Nada que ver, en el extremo opuesto, con Bakú 2012.

"Esta es una ciudad joven y lo que pretendemos es llevarla al próximo nivel, posicionándola durante los próximos diez años como un lugar que pueda acoger este tipo de grandes eventos", subraya Schwartz, cuyo departamento calculó que unos 10.000 turistas la visitarán estos días, la mayor cantidad que hayan recibido nunca y el doble de los que acuden anualmente por su Orgullo Gay.

Conscientes de que buena parte son periodistas que durante una semana van a difundir las bondades de Tel Aviv por todo el mundo, se ha preparado toda una red de actividades y experiencias gratuitas, como un festival culinario con los mejores chefs del país.

En sus calles, donde se proponen otros juegos como la posibilidad de proyectar la bandera de los 41 países participantes en edificios simbólicos, ha erigido además el mayor centro de encuentro de seguidores del festival de la historia de Eurovisión, el Eurovillage.

"Y tenemos las mejores playas del mundo. Esta es una ciudad joven, llena de energía y creatividad, pero esas playas son nuestro principal atractivo. Por eso la gente pasa la mañana en ellas y por las tardes disfruta del Eurovillage y demás atracciones, como en un festival de verano", concede Schwartz.

Por Javier Herrero.

  • Ningún comentario presente
Normas de comentarios

www.wnenespanol.com no se hace responsable de las ideas expresadas por los autores de los comentarios y se reserva el derecho a eliminar aquellos contenidos que:
  • resulten ofensivos y/o discriminatorios
  • que tengan como fin promover el boicot contra personas, productos empresas o instituciones
  • que atenten contra el derecho a la intimidad, al honor y/o a la propia imagen o nombre
  • aquellos que busquen fines comerciales y/o publicitarios
500 caracteres disponibles
Para evitar spam, por favor resuelva este simple problema matematico e ingrese el resultado (pinche en la imagen para recargarla).

América Latina