980x200
América Latina Volver a "América Latina"

La balanza por cuenta corriente de la eurozona baja el superávit un 25 % en junio

UE BALANZA DE PAGOS | 19 de agosto de 2019

Un cliente observa las estanterías de un supermercado en París, Francia. EFE/Horacio Villalobos/Archivo

Fráncfort (Alemania), 19 ago (EFE).- La balanza por cuenta corriente de la zona del euro tuvo el pasado mayo un superávit de 18.000 millones de euros, un 25 % menos que en igual mes de 2018 (24.000 millones de euros) y un 40 % menos que en mayo de este año (30.000 millones de euros).

El Banco Central Europeo (BCE) informó este lunes de que estas cifras reflejan un superávit en bienes de 25.000 millones de euros (23.000 millones de euros un año antes), en rentas primarias de 4.000 millones de euros (6.000 millones de euros) y en servicios de 3.000 millones de euros (9.000 millones de euros).

La zona del euro tuvo un déficit en rentas secundarias de 14.000 millones de euros (14.000 millones de euros en junio de 2018).

La balanza por cuenta corriente mide los ingresos y pagos al exterior por intercambio de mercancías, servicios, rentas y transferencias.

El saldo acumulado anual de la balanza por cuenta corriente en los últimos doce meses hasta junio tuvo un superávit de 318.000 millones de euros, que supone un 2,7 % del producto interior bruto (PIB) y comparado con el superávit de 391.000 millones de euros un año antes (3,4 % del PIB).

En la cuenta financiera, los residentes de la zona del euro realizaron adquisiciones netas de 58.000 millones de euros en activos extranjeros en junio en términos acumulados de doce meses (484.000 millones de euros un año antes).

Al mismo tiempo, los no residentes realizaron inversiones netas en activos de la zona del euro de 42.000 millones de euros, muy por debajo de los 249.000 millones de euros en junio de 2018 en términos acumulados de doce meses.

En la inversión directa, los residentes de la zona del euro realizaron desinversiones netas de 316.000 millones de euros en activos extranjeros en junio en términos acumulados de 12 meses, en comparación con las inversiones netas de 85.000 millones de euros un año antes.

Los no residentes también realizaron desinversiones en la zona del euro de 246.000 millones de euros (98.000 millones de euros un año antes).

En la inversión de cartera, las adquisiciones netas de valores de deuda extranjera por parte de los residentes de la zona del euro bajaron a 91.000 millones de euros en junio en términos acumulados de doce meses, desde los 319.000 millones de euros un año antes.

Los residentes de la zona del euro vendieron en el mismo periodo acciones extranjeras por valor de 33.000 millones de euros, frente a las compras de 166.000 millones de euros un año antes.

Los no residentes redujeron las compras de acciones de la zona del euro a 62.000 millones de euros en junio en términos acumulados de doce meses, desde 354.000 millones de euros un año antes.

Al mismo tiempo, vendieron deuda de la zona del euro por 19.000 millones de euros (105.000 millones de euros en junio de 2018).

En el apartado de otra inversión, las adquisiciones de los residentes de la zona del euro de activos extranjeros subieron en junio hasta 318.000 millones de euros, comparado con 229.000 millones de euros en junio de 2018 en términos acumulados de doce meses.

El endeudamiento se redujo a 81.000 millones de euros (335.000 millones de euros en junio de 2018 en términos acumulados de doce meses).

Contenido relacionado

La inflación en la eurozona cae al 1 % en julio, su mínimo en casi tres años

Bruselas, 19 ago (EFE).- La tasa de inflación interanual de la eurozona bajó al 1 % en julio, tres décimas menos que el mes anterior y su cota más baja desde noviembre de 2016, según los datos revisados publicados este lunes por la oficina de estadística comunitaria Eurostat.

La oficina europea ha revisado una décima a la baja la estimación que emitió el 31 de julio y que situaba la inflación en el 1,1 % en ese mes en la eurozona.

Este nuevo descenso de la inflación acerca la posibilidad de que el Banco Central Europeo tome medidas para estimular la economía en septiembre, después de que en julio su presidente, Mario Draghi, advirtiese de que el emisor no aceptaría "niveles de inflación permanentemente bajos" y de que estaban preparados para actuar de cara a aumentar la tasa.

El objetivo del BCE es mantener la inflación en niveles próximos pero inferiores al 2 %.

En el conjunto de la Unión Europea la tasa también cayó dos décimas con respecto a junio, hasta el 1,4 %, según Eurostat.

En ambos casos la inflación se sitúa en niveles mucho más bajos que en julio de 2018, cuando la tasa fue del 2,2 % tanto en el área de la moneda única como en el conjunto de los Veintiocho.

La mayor contribución al aumento de los precios en la eurozona procedió del sector servicios (0,53 puntos porcentuales), seguido de los precios de alimentos, alcohol y tabaco (0,37 puntos), los bienes industriales no energéticos (0,08 puntos) y solo en último lugar del a energía (0,05 puntos).

La inflación subyacente en la eurozona -que excluye los precios de la energía y alimentos frescos, los componentes más volátiles- se redujo en dos décimas en julio, hasta el 1,1 %.

Este es el indicador clave que mira el BCE a la hora de decidir sobre posibles nuevas bajadas de tipos o compras de deuda.

  • Ningún comentario presente
Normas de comentarios

www.wnenespanol.com no se hace responsable de las ideas expresadas por los autores de los comentarios y se reserva el derecho a eliminar aquellos contenidos que:
  • resulten ofensivos y/o discriminatorios
  • que tengan como fin promover el boicot contra personas, productos empresas o instituciones
  • que atenten contra el derecho a la intimidad, al honor y/o a la propia imagen o nombre
  • aquellos que busquen fines comerciales y/o publicitarios
500 caracteres disponibles
Para evitar spam, por favor resuelva este simple problema matematico e ingrese el resultado (pinche en la imagen para recargarla).

América Latina