980x200
América Latina Volver a "América Latina"

El Querétaro gana al San Luis en partido suspendido por invasión de la cancha

FÚTBOL MÉXICO | 21 de octubre de 2019

Fanáticos se enfrentan este domingo durante el juego de fútbol entre Los Gallos de Querétaro y el San Luis en la ciudad de San Luis Potosí (México) . heridos.EFE/Luis Ramírez

San Luis Potosí (México), 20 oct (EFE).- Los Gallos de Querétaro derrotaron este domingo por 0-2 al San Luis, en un partido que fue suspendido en el minuto 84 por invasión de la cancha luego de una trifulca entre los hinchas de ambos equipos.

En la cancha el San Luis del entrenador uruguayo Gustavo Matosas dominó durante 20 minutos, después de lo cual el Querétaro del estratega Víctor Manuel Vucetich le dio un baile al rival y lo reflejó con goles de Jair Pereira y Luis Romo.

Ante un oponente vulnerable en el juego aéreo, Pereira convirtió de cabeza en un tiro de esquina en el minuto 25 y amplió la ventaja de una manera similar por intermedio de Romo en el 43.

En la segunda parte, el Querétaro volvió a ser mejor, pero el espectáculo, vergonzoso, se trasladó a las gradas, donde los seguidores de este y San Luis comenzaron con ofensas y luego con ataques entre sí que se le fueron de las manos a las autoridades, con una reacción lenta y tímida.

El Querétaro saltó a tercer lugar con siete victorias, tres empates, tres derrotas y 24 puntos, mientras San Luis siguió duodécimo con 17 unidades.

El San Luis-Querétaro es un duelo de mucha rivalidad en México, entre dos equipos del centro del país que se celebró este domingo después de muchos años, porque el San Luis acaba de ascender a la primera división.

Cuando el reloj marcaba 84:50 minutos el árbitro Óscar Mejía detuvo el duelo porque la cancha fue invadida por decenas de aficionados que huyeron del salvajismo de los delincuentes y con el apoyo de las autoridades se fueron al terreno.

Según reportes, también hubo peleas entre los jugadores en el túnel hacia los vestuarios, aunque sin consecuencias.

La violencia en el fútbol mexicano es menor a la de otros sitios del continente y lo ocurrido este domingo dio culminación a un fin de semana de malas experiencias en el torneo Apertura, luego de que el viernes el Veracruz se negó a tocar la pelota durante los primeros minutos del partido ante Tigres como forma de protesta por la falta de pago a los jugadores que en algunos casos llevan hasta medio año sin cobrar sueldo.

Según los futbolistas del Veracruz, habían pedido apoyo a los Tigres para que les permitieran protestar sin mover la pelota, pero los felinos solo se solidarizaron durante un minuto y después de eso el chileno Eduardo Vargas y el francés André Pierre Gignac anotaron goles sin oposición del rival.

Después Tigres hizo otro gol, de Vargas, y Veracruz respondió en el final con uno del inglés Colin Kazim Richards.

Sin embargo, los jugadores del Veracruz se negaron a saludar al rival al que aplaudieron de manera irónica y luego acusaron de poco solidarios.

Contenido relacionado

El fútbol mexicano vive su peor jornada del año, coronada por la violencia

San Luis Potosí (México), 20 oct (EFE).- La imagen de un hombre inerte mientras era pateado este domingo en San Luis de Potosí por seguidores del equipo rival, sin que las autoridades intervinieran, fue la peor jornada del fútbol mexicano en lo que va de año.

Aunque quizás fuera tan responsable como sus agresores, el aficionado fue arrastrado en una de las gradas y sufrió el ataque de varios delincuentes enardecidos, que le ganaron la pelea a la policía, incapaz de detener los ataques.

El llamado clásico del centro, entre el San Luis, sucursal del Atlético de Madrid, y el Querétaro, fue custodiado por casi mil agentes de seguridad, a pesar de lo cual aficionados radicales de uno y otro bando comenzaron a ofender al grupo rival desde el primer tiempo.

A los jugadores les lanzaron monedas y, cuando el Querétaro comenzó a darle un baile al San Luis, la furia de la hinchada local se recrudeció. "Olé Sosa, Olé, Sosa", gritó la multitud como forma de pedir el regreso del entrenador mexicano Alfonso Sosa, despedido cuando tenía al equipo en zona de clasificación y sustituido por el uruguayo Gustavo Matosas, quien no ha podido mantener el buen paso.

En la última parte del duelo aparecieron aficionados con palos, barriles de basura y tubos y se declaró una batalla campal que obligó a detener el encuentro en el minuto 85 cuando decenas de personas invadieron la cancha, la mayoría para huir de la furia de los violentos.

"La comisión disciplinaria informa que se abrió un procedimiento de investigación por los hechos acontecidos el día de hoy, domingo 20 de octubre de 2019, durante el partido San Luis- Querétaro correspondiente a la Jornada 14 del Torneo de Apertura 2019 de la Liga MX", dijo un comunicado de la Federación Mexicana de Fútbol.

En un parte preliminar se informó que 33 personas fueron heridas, pero el balance no es definitivo.

El fútbol mexicano, que no suele tener problemas de violencia, vivió este domingo su peor jornada como colofón de un fin de semana triste, iniciado el viernes cuando el Veracruz se negó a mover la pelota en los primeros minutos del partido ante Tigres y el rival, poco solidario, le metió dos goles sin oposición por intermedio del chileno Eduardo Vargas y el francés André Pierre Gignac.

  • Ningún comentario presente
Normas de comentarios

www.wnenespanol.com no se hace responsable de las ideas expresadas por los autores de los comentarios y se reserva el derecho a eliminar aquellos contenidos que:
  • resulten ofensivos y/o discriminatorios
  • que tengan como fin promover el boicot contra personas, productos empresas o instituciones
  • que atenten contra el derecho a la intimidad, al honor y/o a la propia imagen o nombre
  • aquellos que busquen fines comerciales y/o publicitarios
500 caracteres disponibles
Para evitar spam, por favor resuelva este simple problema matematico e ingrese el resultado (pinche en la imagen para recargarla).

América Latina