980x200
América Latina Volver a "América Latina"

Evo Morales llega a México sin renunciar a su lucha

MÉXICO EVO MORALES | 12 de noviembre de 2019

México, 12 nov (EFE).- Evo Morales, el renunciante presidente de Bolivia, seguirá en la "lucha" pese al complicado periplo por América Latina que lo llevó a México, una nación que le ha abierto los brazos apelando a su histórica tradición de asilo, y al que el mandatario boliviano agradeció por salvarle "la vida".

"Gracias a México y a sus autoridades. También quiero decirles, hermanos y hermanas, que mientras tenga la vida, seguimos en política. Mientras tenga la vida, sigue la lucha", dijo Evo Morales nada más tocar tierra desde el aeropuerto de la Ciudad de México, al que llegó a bordo de un avión de las Fuerzas Aéreas Militares.

Visiblemente cansado, vistiendo un polo azul y unos desgastados zapatos, Morales aterrizó sobre las 11.15 hora local (17.15 GMT) en la capital mexicana, donde le esperaba el canciller mexicano, Marcelo Ebrard, uno de los principales artífices del asilo político que recibirá en México.

"Es para nosotros el día de hoy un día de alegría porque el asilo que se le ha ofrecido a Evo Morales ha sido efectivo, y ya está en tierras mexicanas donde gozará de libertad, seguridad, integridad, protección a su vida, que son las causas que nos animan", apuntó el titular de la Secretaría de Relaciones Exteriores de México.

MÉXICO, UN SALVAVIDAS

Morales, quien renunció el domingo a la Presidencia boliviana forzado por los militares, agradeció en dos ocasiones a México y al mandatario Andrés Manuel López Obrador por haberle salvado la "vida" con su decisión de darle asilo político tras la crisis desatada en Bolivia por las denuncias de supuesto fraude electoral.

"Quiero decirles que estamos muy agradecidos porque el presidente de México y el pueblo boliviano me salvó la vida", expresó el político indígena.

Acompañado de su vicepresidente, Álvaro García Linera y su ministra de Salud, Gabriela Montaño, quienes viajaron en el mismo avión, se mostró tocado pero no hundido.

Y arremetió contra el "golpe de Estado" que vivió en su país tras su "triunfo" en los comicios del pasado 20 de octubre.

Por ejemplo, Morales denunció que el sábado 9 de noviembre, un día antes de renunciar, un miembro del equipo de seguridad del Ejército le informó en el trópico de Cochabamba que militares habían pedido su entrega a cambio de 50.000 dólares.

"En la última etapa, lamentablemente, al golpe político y cívico se sumó la Policía Nacional", reprochó Morales, quien acusó a los opositores de haber quemado actas electorales y sedes sindicales, así como haber asaltado su casa en Cochabamba y la de su hermana.

Pese a esto, Morales dijo este martes que no renuncia a su lucha ni ideales.

Así, dijo que su único "delito" es ser "indígena" y que su único "pecado" fue el de implementar "programas sociales para los más humildes" en Bolivia.

"Los pueblos del mundo tienen todo el derecho de liberarse", reivindicó.

UN "PERIPLO" POR AMÉRICA LATINA

Horas antes, Ebrard detalló las dificultades para sacar a Morales de Bolivia y las negociaciones con varios países de la región -Paraguay, Brasil, Perú y Ecuador- para poder usar su espacio aéreo, en un ejercicio diplomático que calificó de "periplo por diferentes espacios y decisiones políticas".

La gestión fue "como un viaje por la política latinoamericana y cómo se toman las decisiones y los riesgos que se corren", apuntó el canciller en la conferencia de prensa matutina del presidente mexicano, Andrés Manuel López Obrador, desde Palacio Nacional.

El asilo político otorgado por el Gobierno mexicano a Morales fue por razones humanitarias "en virtud de la urgencia que afronta en Bolivia, donde su vida e integridad corren peligro", explicó este lunes el canciller mexicano.

Al tiempo que López Obrador confirmó que fue él personalmente quien dio "instrucción de ofrecer asilo" y defendió que se está "llevando a cabo una política de principios con apego a la Constitución".

"Me siento muy orgulloso de encabezar un Gobierno en donde se garantiza el derecho de asilo. Es un timbre de orgullo para la política exterior de México", apuntó el mandatario mexicano.

Sobre la situación en Bolivia, el canciller mexicano dijo este martes que el Gobierno de su país lo único que desea es una solución "pacífica" y "democrática" a la crisis política y social que se vive actualmente en aquel país.

"Nosotros no podemos dar sugerencias o proponer acciones en Bolivia. México lo que está haciendo es aplicar su Constitución y otorgar asilo a Evo Morales, hasta ahí llega nuestra participación", expuso.

El canciller mexicano, quien el lunes llamó a una reunión urgente de la Organización de Estados Americanos (OEA) para abordar la crisis boliviana, confirmó que México planteará que "se respete el orden constitucional y legal en Bolivia y que haya una salida democrática y pacífica".

SU FUTURO EN MÉXICO

Acerca de su residencia, su posible solicitud de refugio o los recursos de los que dispone Morales, Ebrard dijo desconocer "qué planes tenga" Evo una vez en México, pero aseguró que conversaría con él para saber qué hará en el corto plazo.

Dijo que no revelaría su residencia "por razones de seguridad" y estimó que ha viajado con muy pocos recursos debido a las "condiciones muy precarias" en las que viajó.

Tras sus primera palabras en territorio mexicano, Evo Morales partió hacia un rumbo desconocido.

Contenido relacionado

Evo Morales felicita a su partido por su unidad ante "derecha racista"

México, 12 nov (EFE).- El dimisionario presidente de Bolivia, Evo Morales, felicitó desde México a los legisladores de su partido, el Movimiento al Socialismo (MAS), por actuar con unidad ante "la derecha racista, golpista y vendepatria" en el proceso para resolver el vacío de poder en la nación suramericana.

"Felicito a nuestras hermanas y hermanos asambleístas del MAS-IPSP (Movimiento al Socialismo-Instrumento Político por la Soberanía de los Pueblos) por actuar con unidad y dignidad para rechazar cualquier manipulación de la derecha racista, golpista y vendepatria", escribió Morales en la red Twitter.

Añadió que él y sus partidarios seguirán "unidos en la defensa de la democracia, el Estado de Derecho, la vida y la Patria".

Este martes, el MAS pidió las más "altas garantías" para poder asistir a la sesión parlamentaria convocada para resolver el vacío de poder en Bolivia que dejó la renuncia de Morales.

"Estamos predispuestos a dar la salida constitucional, eso quiero que quede muy claro conforme todos nuestros compañeros han manifestado. Pero solicitamos las más altas garantías para poder sesionar", dijo a la prensa la jefa de bancada del MAS en la Cámara de Diputados, Betty Yañíquez, en la primera comparecencia de ese partido tras la renuncia de Morales.

Yañíquez justificó su pedido al asegurar que continúan las barricadas armadas por ciudadanos cerca de la plaza Murillo, sede de los palacios de Gobierno y Legislativo.

La senadora opositora boliviana Jeanine Áñez, segunda vicepresidenta de la Cámara Alta, convocó para este martes a sesiones extraordinarias en el Parlamento para intentar subsanar el vacío de poder en el país.

"Esta bancada nacional trabajará por y para Bolivia, en ningún momento en contra", manifestó en respuesta Yañíquez, aunque no dio mayores detalles sobre el proceder del MAS en las sesiones.

Evo Morales llegó este martes a México, país que le ha abierto los brazos apelando a su histórica tradición de asilo.

"Gracias a México y a sus autoridades. También quiero decirles, hermanos y hermanas, que mientras tenga la vida, seguimos en política. Mientras tenga la vida, sigue la lucha", dijo Morales nada más tocar tierra desde el aeropuerto de Ciudad de México, al que llegó a bordo de un avión militar mexicano.

Le esperaba el canciller Marcelo Ebrard, uno de los principales artífices del asilo político que recibirá en México.

Morales, quien renunció el domingo a la Presidencia boliviana sugerido por los militares, agradeció en dos ocasiones a México y al mandatario Andrés Manuel López Obrador por haberle salvado la "vida" con su decisión de darle asilo político tras la crisis desatada en Bolivia por las denuncias de supuesto fraude electoral.

Y arremetió contra el "golpe de Estado" que vivió en su país tras su "triunfo" en los comicios del pasado 20 de octubre.

De Trotsky a Evo Morales, la larga tradición de refugiados en México

México, 12 nov (EFE).- Invocando una larga tradición de dar refugio político, México abrió este martes las puertas al expresidente boliviano Evo Morales, quien renunció el domingo al cargo forzado por los militares a raíz de la crisis desatada tras las elecciones del 20 de octubre.

El canciller mexicano, Marcelo Ebrard, mencionó al militar italiano Giuseppe Garibaldi, al líder cubano José Martí y al político peruano Víctor Raúl Haya de la Torre como ejemplos de asilados anteriores.

Estos son algunos de los personajes y líderes políticos que se exiliaron en México o residieron en el país latinoamericano.

GIUSEPPE GARIBALDI

El militar Giuseppe Garibaldi (Melbourne, Australia, 1879), nieto del artífice de la unificación italiana Giuseppe Garibaldi, llegó a México en 1911 y luchó en la Revolución mexicana con las fuerzas de Francisco Ignacio Madero. Tras el triunfo de los maderistas, en 1912 se fue a Grecia para luchar contra el Imperio otomano.

JOSÉ MARTÍ

El poeta y líder independentista cubano José Martí (La Habana, 1853) fue condenado a prisión en Cuba acusado de traición y deportado a España. De allí se trasladó a París, pasó por Nueva York y llegó al puerto de Veracruz (México) el 8 de febrero de 1875. Estuvo dos años en México, donde conoció a su esposa Carmen Zayas, antes de regresar a Cuba y liderar la guerra de independencia.

VÍCTOR RAÚL HAYA DE LA TORRE

El líder estudiantil peruano Víctor Raúl Haya de la Torre (Trujillo, 1895) fue un firme opositor al Gobierno de Augusto Leguía, por lo que fue encarcelado. Tras ser liberado a raíz de una huelga de hambre, llegó a México el 16 de noviembre de 1923, invitado por el secretario de Educación Pública José Vasconcelos. En México fundó la Alianza Popular Revolucionaria Americana (APRA), uno de los grandes partidos de Perú.

LEÓN TROSTKY

El líder comunista soviético León Trotsky (Yánovka, Ucrania, 1879) llegó a México el 9 de enero de 1937 tras un largo periplo huyendo del estalinismo. Recibió asilo del presidente mexicano Lázaro Cárdenas con la ayuda del muralista Diego Rivera y su esposa Frida Kahlo. Fue asesinado el 21 de agosto de 1940 en su domicilio por Ramón Mercader, un espía catalán que trabajaba para el servicio de seguridad soviético.

FIDEL CASTRO

El líder revolucionario cubano Fidel Castro (Birán, 1926) fue condenado a prisión por el asalto del cuartel Moncada en 1953. Consiguió ser liberado y se exilió el 7 de julio de 1955 a México, donde planeó la invasión guerrillera a la isla. En noviembre de 1956, Castro partió en el yate Gramma desde Tuxpan (México) junto al Che Guevara y otros revolucionarios para iniciar la Revolución Cubana, con la que asumió el poder del país.

LEÓN FELIPE

El poeta español León Felipe (Tábara, 1884) viajó a México en 1922 con una carta de su amigo y ensayista Alfonso Reyes que le abrió las puertas del mundo intelectual. Trabajó como bibliotecario en Veracruz, posteriormente estuvo en Estados Unidos y regresó a España. Pero a raíz de la Guerra Civil española (1936-1939), retornó en 1938 a México, donde el presidente Lázaro Cárdenas abrió las puertas a miles de republicanos españoles.

LUIS BUÑUEL

El cineasta español Luis Buñuel (Calanda, 1900), que apoyaba a la Segunda República, huyó de la Guerra Civil y se exilió a México. Atraído por el surrealismo mexicano, fue en este país donde dirigió películas como "Los olvidados" (1950), "Viridiana" (1961) y "El ángel exterminador" (1962). Luis Buñuel falleció en Ciudad de México en 1983.

LUIS CARDOZA

El poeta, ensayista y diplomático guatemalteco Luis Cardoza (Antigua Guatemala, 1901) se exilió a México en 1955 después del golpe del coronel Carlos Castillo contra el gobierno revolucionario de Jacobo Arbenz. En Ciudad de México tuvo una copiosa producción intelectual y participó en la reconstrucción de la izquierda guatemalteca, aunque falleció en 1992 sin poder regresar a su país.

HÉCTOR CÁMPORA

El peronista Héctor Cámpora (Mercedes, 1909), quien presidió Argentina en 1973, se refugió en la embajada mexicana en Buenos Aires, tras un intento de asesinato durante el golpe de estado de Jorge Rafael Videla el 24 de marzo de 1976. Enfermo de cáncer de laringe, la dictadura permitió que se exiliara en 1979 a México, donde falleció el 19 de diciembre de 1980.

RIGOBERTA MENCHÚ

La líder indigenista guatemalteca Rigoberta Menchú (Uspantán, 1959) huyó a México en 1980 por las violaciones a los derechos humanos en Guatemala, donde fueron asesinados sus padres por militares durante la guerra civil. En México publicó su autobiografía y comenzó una gira por el mundo denunciando la situación en Guatemala, adonde regresó en 1988. Fue galardonada con el Premio Nobel de la Paz en 1992.

  • Ningún comentario presente
Normas de comentarios

www.wnenespanol.com no se hace responsable de las ideas expresadas por los autores de los comentarios y se reserva el derecho a eliminar aquellos contenidos que:
  • resulten ofensivos y/o discriminatorios
  • que tengan como fin promover el boicot contra personas, productos empresas o instituciones
  • que atenten contra el derecho a la intimidad, al honor y/o a la propia imagen o nombre
  • aquellos que busquen fines comerciales y/o publicitarios
500 caracteres disponibles
Para evitar spam, por favor resuelva este simple problema matematico e ingrese el resultado (pinche en la imagen para recargarla).

América Latina