980x200
América Latina Volver a "América Latina"

La demanda de un referéndum tensa las relaciones entre Londres y Edimburgo

R.UNIDO ELECCIONES ESCOCIA | 09 de diciembre de 2019

EFE/EPA/ROBERT PERRY/Archivo

Edimburgo (Reino Unido), 9 dic (EFE).- El Partido Nacionalista Escocés (SNP) acude a las elecciones del día 12 prometiendo ser el azote de los conservadores, que parten como favoritos, y a quienes les enfrenta la demanda de un nuevo referéndum de independencia, que tensará la ya complicada relación entre Londres y Edimburgo.

La formación, liderada por la ministra principal de Escocia, Nicola Sturgeon, ha basado su estrategia de campaña en situar al primer ministro, el conservador Boris Johnson, como el responsable de que el país abandone la Unión Europea (UE), un escenario en contra del que se pronunció la mayoría de los escoceses.

Esta oposición al "brexit" justifica, según el SNP, la necesidad de que se celebre un nuevo plebiscito en 2020, que permita a los ciudadanos decidir de nuevo el encaje constitucional de Escocia en el Reino Unido, después de que en 2014 el 55 % rechazase la separación.

Johnson ha mostrado un rechazo rotundo a ni siquiera discutir la posibilidad de una consulta y ha prometido que si se revalida en el cargo, evitará que los escoceses acudan de nuevo a las urnas.

Sturgeon ya ha avanzado que, tras los comicios, enviará una carta al próximo primer ministro para solicitar formalmente el nuevo referéndum, que solo podría celebrarse de forma legal y vinculante con el consentimiento de Londres.

"Si el resultado de estas elecciones es un fuerte gobierno de mayoría conservadora, entonces puedo garantizar que rechazaremos cualquier solicitud del gobierno del SNP para celebrar un referéndum de independencia. No habrá negociación: devolveremos la carta al remitente y habremos acabado con ello", ha dicho Johnson en campaña.

Consciente del debilitamiento que las encuestas atribuyen al Partido Laborista en Escocia, el SNP intuye que muchas circunscripciones se las disputarán con los conservadores, por lo que la mayoría de sus ataques se han dirigido al líder "tory", a quien Sturgeon ha calificado de "peligroso y no apto para el cargo".

En caso de que las encuestas acierten, la confrontación está asegurada con un SNP que saldría reforzado de las urnas y puede pasar de 35 a 43 escaños, de los 59 reservados a las circunscripciones escocesas.

¿QUÉ PUEDE OCURRIR SI JOHNSON CONSERVA EL GOBIERNO?

Si se cumplen los sondeos que sitúan a los "tories" en cabeza con una intención de voto que ronda el 43 %, es probable que la tensión entre el Gobierno británico y el escocés aumente significativamente ante la petición de un segundo plebiscito.

Si bien Johnson considera que la cuestión quedó zanjada al menos para una generación con el referendo de hace cinco años, Sturgeon defiende que el "brexit" ha modificado las circunstancias y que lo más democrático es dar voz de nuevo a la ciudadanía.

"Una victoria del SNP en estas elecciones sería un claro mandato del pueblo de Escocia para que se respete la democracia escocesa. Westminster no debe vetar el derecho del pueblo de Escocia a decidir su propio futuro", ha afirmado la dirigente escocesa.

Es probable que este choque de trenes, según estiman los analistas consultados por Efe, se dirima judicialmente, ya que, ante la negativa del Ejecutivo británico, el escocés recurriría a los tribunales.

¿QUÉ ESCENARIO SE ABRIRÍA SI JOHNSON NO LOGRA LA MAYORÍA?

Este sería un escenario más alentador para el SNP, ya que, con un Parlamento fragmentado en que los conservadores no tuviesen mayoría absoluta, el Partido Laborista, al que las encuestas otorgan un 32 % de los apoyos, podría necesitar sus votos para formar gobierno.

La llave para permitir este ejecutivo presidido por el líder laborista, Jeremy Corbyn, sería lograr un referéndum de independencia, ya que, aunque los nacionalistas escoceses han descartado formar parte de una coalición, estarían dispuestos a prestar su respaldo a cambio de una consulta.

Si bien la negativa de Johnson es tajante, Corbyn se ha mostrado más abierto a entablar conversaciones, según ha dicho, para considerar un referéndum en la segunda mitad de una hipotética legislatura, siempre que, en las elecciones regionales de 2021, el independentismo obtuviese mayoría en el Parlamento escocés.

Remei Calabuig

  • Ningún comentario presente
Normas de comentarios

www.wnenespanol.com no se hace responsable de las ideas expresadas por los autores de los comentarios y se reserva el derecho a eliminar aquellos contenidos que:
  • resulten ofensivos y/o discriminatorios
  • que tengan como fin promover el boicot contra personas, productos empresas o instituciones
  • que atenten contra el derecho a la intimidad, al honor y/o a la propia imagen o nombre
  • aquellos que busquen fines comerciales y/o publicitarios
500 caracteres disponibles
Para evitar spam, por favor resuelva este simple problema matematico e ingrese el resultado (pinche en la imagen para recargarla).

América Latina