980x200
América Latina Volver a "América Latina"

Lam salva el puesto tras visitar Pekín, que le ofrecerá apoyo económico

HONG KONG PROTESTAS | 16 de diciembre de 2019

Pekín, 16 dic (EFE).- La jefa del Ejecutivo hongkonés, Carrie Lam, salvó hoy el puesto tras recibir la bendición de los líderes chinos, ante los que se comprometió a hacer más para desactivar las protestas que desde hace seis meses se suceden en las calles de la excolonia británica.

Lam, que hoy se reunió por separado con el presidente chino, Xi Jinping, y con el primer ministro, Li Keqiang, hizo balance de una visita que, aunque oficialmente era "rutinaria", era de vital importancia para refrendar la confianza y el apoyo del Gobierno central en su desempeño.

En una rueda de prensa en la capital del gigante asiático, donde se encuentra desde el pasado sábado, Lam desgranó la situación en la urbe financiera y que según ella ha mejorado pese a reconocer "problemas de raíz" enquistados en la sociedad hongkonesa.

"Los debemos investigar, tenemos un comité independiente para estudiar lo que ha pasado todos estos meses. Hay que encontrar los problemas y ofrecer soluciones", afirmó, sin dar más detalles.

Aunque admitió lo "excepcional" de la delicada tesitura que vive la ciudad, la controvertida jefa del Ejecutivo hongkonés incidió en que ha logrado progresos: "La violencia ha bajado en las últimas dos o tres semanas (...) excepto en la noche de ayer", reconoció.

No en vano, este domingo, grupos de manifestantes enmascarados, vestidos de negro (el color elegido por el bando prodemocrático), recorrieron varios centros comerciales hongkoneses cantando consignas como "Lucha por la libertad" y "Devolvednos la justicia".

En al menos un centro comercial se registraron actos de vandalismo y enfrentamientos con agentes de Policía, que recurrieron al uso del gas lacrimógeno para dispersar a los manifestantes.

LOS LÍDERES CHINOS CIERRAN FILAS

Lam no precisó los temas que se abordaron en sus respectivas reuniones con Xi y Li: "No puedo detallar de qué han tratado. Se han centrado en hablar de lo que ha pasado durante estos meses. Este año ha sido muy especial por las protestas y la violencia", se limitó a responder ante las preguntas de la prensa.

No obstante, sí dijo que los líderes chinos enfatizaron que la situación, más que especial, "no tiene precedentes", y le reiteraron que es obligatorio "restaurar el orden de acuerdo con la ley" y "de mano de las autoridades y la Policía local".

Y es que aunque Lam salve ahora el puesto, las autoridades parecieron dejar claro que quieren ver resultados cuanto antes.

De hecho, había mucha expectación sobre su encuentro con Xi: la última vez que se vieron fue el pasado 4 de noviembre, antes de las elecciones a consejeros de distritos en las que la oposición a Lam logró una mayoría absoluta, algo que había desatado las especulaciones de la prensa y los analistas sobre una posible destitución.

Por ahora, Xi cierra filas y hoy elogió el trabajo de Lam al frente del Gobierno hongkonés. Aseguró que, frente a las dificultades y las presiones, "Lam se ha mantenido firme, ha gobernado acorde con la ley y ha seguido comprometida", según declaraciones recogidas por la prensa de la ciudad semiautónoma.

El máximo líder chino también ratificó su apoyo a la Policía de Hong Kong, sobre la que pesan acusaciones de abuso de poder y brutalidad en su respuesta y dispersión de las protestas que se han ido sucediendo en las calles.

Asimismo, Xi transmitió en su encuentro las pautas que Lam debe seguir o, más bien, las líneas rojas que no se puede saltar: salvaguardar la seguridad y los intereses de desarrollo nacionales, preservar el principio 'Un país, dos sistemas' (que rige la relación entre Hong Kong y China) y oponerse sin fisuras a la "interferencia extranjera" en los asuntos de China.

Por otra parte, en su encuentro con Li, el primer ministro chino reconoció ante Lam que "los desafíos" en la ciudad han supuesto un "serio revés" para la economía local, que se enfrenta a una "recesión económica obvia", y que muchos sectores han sufrido "un duro revés".

"Es una situación complicada, grave y que no tiene precedentes", dijo Li.

Las protestas llegaron de manera masiva a las calles hongkonesas el pasado 9 de junio a raíz de un controvertido proyecto de ley de extradición, ya retirado por el Gobierno, pero han mutado hasta convertirse en un movimiento que busca una mejora de los mecanismos democráticos de Hong Kong y una oposición al autoritarismo de Pekín.

Sin embargo, algunos manifestantes han optado por tácticas más radicales que la protesta pacífica y los enfrentamientos violentos con la Policía han sido habituales.

Los meses de protestas han colocado a la economía de Hong Kong en recesión por primera vez en una década, tras contraerse un 2,9 % en el tercer trimestre, afectada por las caídas de las importaciones y las exportaciones, de las ventas al por menor y por las decrecientes cifras del turismo.

Jesús Centeno

  • Ningún comentario presente
Normas de comentarios

www.wnenespanol.com no se hace responsable de las ideas expresadas por los autores de los comentarios y se reserva el derecho a eliminar aquellos contenidos que:
  • resulten ofensivos y/o discriminatorios
  • que tengan como fin promover el boicot contra personas, productos empresas o instituciones
  • que atenten contra el derecho a la intimidad, al honor y/o a la propia imagen o nombre
  • aquellos que busquen fines comerciales y/o publicitarios
500 caracteres disponibles
Para evitar spam, por favor resuelva este simple problema matematico e ingrese el resultado (pinche en la imagen para recargarla).

América Latina