980x200
América Latina Volver a "América Latina"

El virus causa ya siete muertos en el norte de Italia con situaciones de caos

CORONAVIRUS ITALIA | 24 de febrero de 2020

Milán, 24 feb (EFE).- El coronavirus prosigue su expansión en Italia, el tercer Estado más afectado del mundo, con siete muertos y 231 contagiados, según las últimas cifras oficiales, y está creando situaciones de caos en el norte del país, donde se registran la inmensa mayoría de los casos, especialmente en Lombardía.

Esta es la región más afectada por la epidemia, con 178 de los casos positivos por el virus originado en China y donde se encuentran diez de los once municipios declarados en cuarentena por las autoridades, cerca de Milán.

Precisamente las medidas de control en torno a estas localidades, donde viven 50.000 personas, están provocando algunas situaciones de caos, como en el caso de las conexiones ferroviarias.

Viajar hoy en tren de Roma a Milán se convirtió en una pesadilla debido a los "controles sanitarios" efectuados en la estación de Casalpusterlengo, una de las localidades aisladas por el coronavirus en Lombardía.

El trayecto, que dura unas 3,5 horas en tren de alta velocidad, se transformó en una larguísima odisea de diez horas por el cierre de esta estación, que llevó a desviar los trenes de larga distancia de la línea Roma-Milán-Turín hacia Verona y Padua, dando una vuelta de cientos de kilómetros extra por vías convencionales.

Por la megafonía del tren se va dando cuenta cada cierto tiempo del retraso que se va acumulando, una hora, tres, cinco y finalmente diez, en medio de la desesperación de los pasajeros de un tren que, por otra parte, va inusualmente vacío, quizás por el temor al coronavirus.

"Tengo una entrevista de trabajo en Milán y no voy a llegar", se lamenta llorando Luciana, una joven treintañera, mientras una pareja de turistas europeos de mediana edad trata de pedir alguna indemnización por el vuelo que pierden en la capital lombarda.

Según la página web de la empresa gestoraTreintalia, "todo empezó a causa de una petición de intervención sanitaria en la estación de Casalpusterlengo", cuando el jefe de estación se sintió mal y mostró síntomas que hicieron sospechar del coronavirus.

A este funcionario se le han hecho las pruebas y se está a la espera de los resultados, pero a raíz del incidente se llevaron a cabo "labores de higienización preventiva" que se prolongarán hasta la noche, lo que causó una desorganización general en el tráfico.

Desde el viernes, los trenes no paraban ya ni en esta estación ni en la de Codogno, epicentro de la epidemia de COVID-19 en Italia, por estar ambas localidades aisladas para evitar la expansión de la enfermedad.

En su habitual rueda de prensa desde que estalló este brote en Italia, el jefe de la Protección Civil, Angelo Borrelli, consideró esta tarde que las cifras de fallecidos y contagiados son razonables y no justifican cambiar la consideración de este virus "de epidemia a pandemia".

"Espero que no se convierta en una pandemia. Creo que los números de Italia están contenidos dentro de lo razonable y no justifican un cambio de epidemia a pandemia", señaló Borrelli.

Reiteró que "no se han encontrado nuevos brotes" y que el 90 % de todos los contagiados se encuentran en la considerada "zona roja", las provincias de Lodi, Cremona y Pavía, alrededor del municipio de Codogno, a unos 60 kilómetros al sudeste de Milán.

Precisamente en Milán, la capital de la región, se han confirmado tres casos y hay uno en estudio.

Hay otros 32 contagiados en Véneto, 18 en Emilia Romaña, tres en Piamonte y los tres casos ya registrados hace varias semanas en Roma, según los últimos datos oficiales, pero esta noche se ha informado del primer caso de un paciente infectado de coronavirus en la zona de Alto Adigio, fronteriza con Austria y Suiza.

En Milán, el asesor de Sanidad de la región, Giulio Gallera, ha recordado que todas las muertes hasta ahora se han dado en pacientes "con una salud muy debilitada o muy ancianos" y que la mayoría de los casos afectan a "hombres por encima de los 65 años".

De todos los afectados, más de la mitad están recuperándose en sus casas sin necesidad de acudir a un hospital, mientras que un 10 % están recibiendo terapia intensiva, añadió.

Y el presidente de Lombardía, Attilio Fontana, se ha mostrado "moderadamente confiado" en una mejora gradual de la situación y aseguró que "la población está reaccionando positivamente a las medidas" de control y aislamiento.

Pero frente a esas palabras de las autoridades, lo cierto es que se está extendiendo la histeria en paralelo al virus.

Fontana criticó las escenas de colas en supermercados y estantes vacíos que se han podido ver estos días en Milán y dijo que es "inútil" este aprovisionamiento masivo, ya que "todo funciona como es habitual" y "la vida no ha cambiado en nada".

Pero las autoridades han pedido evitar aglomeraciones, se suceden las cancelaciones de eventos públicos y es imposible encontrar mascarillas en ninguna farmacia, y muy difícil comprar gel antibacteriano o guantes de látex.

Un hombre de 62 años con coronavirus se convirtió esta noche en la séptima víctima mortal, al fallecer en la región de Lombardía. El hospital Sant'Anna de Como explicó que el hombre tenía "importantes problemas cardíacos y renales".

Antes habían fallecido una mujer en el hospital de Brescia, después de ser trasladada desde el centro médico de Crema, donde se encontraba ingresada por un cáncer; también un hombre de 88 años, residente en la localidad lombarda de Caselle Lanne, y otro varón de 84 años en el hospital Juan XXIII de Bérgamo.

Los otros fallecidos son una mujer residente en la provincia de Cremona, un hombre de 78 años de la localidad de Vo' Euganeo, en la provincia de Padua (Véneto), y una mujer, de 77 años, que estuvo en Codogno.

Italia sigue buscando al que sería el paciente cero, del que surgió el brote, y trata de explicar las posibles conexiones entre los dos grandes focos de Lombardía y Véneto.

Virginia Hebrero

Contenido relacionado

En cuarentena once empleados de un hospital de Austria que viajaron a Italia

Viena, 24 feb (EFE).- Las autoridades sanitarias de Austria han ordenado una cuarentena preventiva y domiciliaria, de doce días a partir de este lunes, para once personas que trabajan en un hospital del sureño estado de Estiria y que volvieron anoche de un viaje del norte de Italia, ante el temor a un eventual contagio con el coronavirus.

Así lo informó este lunes la Sociedad de Hospitales de Estiria (KAGes) en un comunicado, que destaca que se trata de una medida meramente preventiva, sin que se haya detectado ningún caso sospechoso entre el personal que el pasado fin de semana viajó al Carnaval de Venecia.

Las autoridades de Italia suspendieron el domingo ese evento, como parte de una amplia estrategia para frenar la propagación del COVID-19, que ya ha causado la muerte de cinco personas e infectado a 219.

"Sensibilizados por las medidas de contención en ese lugar, así como por las noticias sobre la propagación de la enfermedad pulmonar, (los empleados) decidieron consultar ya durante su viaje de regreso" sobre las medidas a tomar, antes de presentarse en el lugar del trabajo esta mañana, explica la nota.

"A medianoche, el director médico del Instituto de Higiene y Microbiología Hospitalaria, Klaus Vander, ordenó una cuarentena domiciliaria", añade.

"Prefiero tomar la decisión correcta en términos de prevención aunque luego pueda resultar que fue equivocada. Si fuimos o no demasiado cautelosos con nuestras medidas, no lo sabremos antes de medio año", declara Vander en el comunicado.

El ministro austríaco de Salud, Rudolf Anschober, calificó de "seria" la situación ante los brotes de la enfermedad aparecidos en la vecina Italia durante el pasado fin de semana.

No obstante, advirtió de que "no hay ninguna razón para el pánico" y recordó que hasta el momento, ninguno de los test de los 183 casos sospechosos analizados en Austria dieron un resultado positivo.

Anoche, Austria suspendió temporalmente el tráfico ferroviario con Italia ante el temor de que dos pasajeros con síntomas de fiebre y tos pudieran estar contagiados con el coronavirus en un tren que iba de Venecia a Múnich (Alemania).

Tras confirmarse el resultado negativo de las pruebas médicas a esas personas, el tren reanudó su marcha unas cuatro horas después y el tráfico se ha normalizado desde entonces.

Mauricio impide desembarcar a pasajeros de un avión procedente de Italia

Roma, 24 feb (EFE).- Las autoridades de Mauricio han bloqueado en uno de sus aeropuertos a los pasajeros de un avión procedente de Italia de la compañía Alitalia por el temor al contagio de coronavirus y finalmente se ha decidido que 40 de ellos regresen.

El Ministerio del Exterior italiano confirmó que el avión fue bloqueado y aseguró que se está "en contacto constante con la compañía Alitalia y con la embajada en Pretoria, Sudáfrica, competente en el área, para dar la máxima asistencia a los italianos a bordo".

Las autoridades del país africano bloquearon el desembarco del avión con 212 pasajeros y 12 miembros de la tripulación a bordo y dejaron entrar al país a todos aquellos que proceden sólo de las regiones con bajo riesgo de infección del coronavirus.

Alitalia explicó en una nota que "de acuerdo con las disposiciones de las autoridades de Mauricio, que no se enviaron a la compañía antes de la llegada del vuelo", se impediría la entrada en el país de personas de zonas de riesgo de contagio del coronavirus.

Por ello, y ante la única posibilidad que era tener que pasar un periodo de cuarentena local, se decidió el regreso inmediato de estas personas procedentes de las regiones de Véneto y Lombardía, "aunque ninguna de ellas presenta síntomas".

Este domingo, el tráfico ferroviario entre Austria e Italia se suspendió durante unas cuatro horas debido al temor de que dos personas con síntomas de fiebre y tos que viajaban en un tren procedente de Venecia y con destino a Múnich (Alemania) pudieran estar contagiadas con el coronavirus, algo que finalmente no se confirmó, informó el Ministerio austríaco del Interior.

Una quinta persona ha fallecido en Lombardía, norte de Italia, por el coronavirus y los casos de contagio ascienden a 219, la mayoría de ellos en Lombardía, informó el jefe de la Protección Civil, Angelo Borrelli en una comparecencia ante los medios.

  • Ningún comentario presente
Normas de comentarios

www.wnenespanol.com no se hace responsable de las ideas expresadas por los autores de los comentarios y se reserva el derecho a eliminar aquellos contenidos que:
  • resulten ofensivos y/o discriminatorios
  • que tengan como fin promover el boicot contra personas, productos empresas o instituciones
  • que atenten contra el derecho a la intimidad, al honor y/o a la propia imagen o nombre
  • aquellos que busquen fines comerciales y/o publicitarios
500 caracteres disponibles
Para evitar spam, por favor resuelva este simple problema matematico e ingrese el resultado (pinche en la imagen para recargarla).

América Latina