980x200

Fiat y Roma apuntan a París por el fracaso de la fusión con Renault

FIAT RENAULT | 05 de junio de 2019

Renault retrasa su decisión sobre la fusión con FCA a petición del Estado. EFE/Archivo

París/Roma, 6 jun (EFE).- Fiat Chrysler Automobiles (FCA) y el Gobierno italiano han apuntados, con mayor o menor claridad, al Ejecutivo francés como principal responsable de que la propuesta de fusión con Renault no haya salido adelante.

FCA ha retirado su propuesta de fusión, que las dos partes y los mercados siguen viendo positiva, después de que el Consejo de Administración de Renault retrasara una vez más su decisión.

El comunicado emitido por el grupo ítalo-estadounidense subraya que en Francia no se dan las condiciones políticas necesarias para que la operación tenga éxito.

Sin mencionar tampoco al Gobierno francés, el vicepresidente del Ejecutivo italiano, Luigi di Maio, ha dicho este jueves que lo ocurrido "demuestra que, cuando la política intenta intervenir en los procedimientos económicos, no siempre hace bien".

Horas antes, en su primer comunicado, Renault dejaba claro que su Consejo de Administración había optado por retrasar su decisión sobre la oferta de FCA a petición del Estado francés.

"El Consejo de Administración no ha podido tomar una decisión debido al deseo expresado por los representantes del Estado francés de aplazar el voto a un consejo posterior", indicaba la nota.

Por el contrario, tanto FCA como Renault han agradecido la actitud de los directivos de la otra parte e incluso de Nissan y Mitsubishi, los socios japoneses del grupo francés.

FCA ha mostrado su sincero agradecimiento a Renault, sobre todo a su presidente y a su consejero delegado, y también a las dos empresas japonesas, de las que ha destacado su actitud constructiva.

El grupo francés también ha destacado la actitud constructiva de Nissan.

Este último aspecto tiene especial relevancia, porque el Gobierno francés había justificado su postura alegando que, antes de tomar una decisión, quería obtener "un apoyo explícito de Nissan".

Según el Ministerio de Economía y Finanzas, el Ejecutivo galo había conseguido un compromiso sobre la preservación de los empleos y de las plantas en Francia, sobre la gobernanza del grupo resultante y sobre su participación en la iniciativa franco-alemana para las baterías eléctricas, pero faltaba el visto bueno de Nissan.

Los dos representantes de Nissan en el consejo de Renault -que cuenta con diecinueve consejeros- se abstuvieron en la reunión de este miércoles, pero, según fuentes conocedoras de la operación, su postura no era una señal de rechazo y solo respondía a su deseo de examinar más a fondo las consecuencias de la propuesta.

Según esas fuentes, fue el Gobierno francés el que hizo que el consejo se decantara por demorar la decisión, a pesar de que la mayoría de los consejeros quería dar ya un "sí" a FCA.

Solo el sindicato francés CGT estaba totalmente en contra porque consideraba que la fusión estaba muy desequilibrada a favor de los italianos.

El ministro galo de Economía y Finanzas, Bruno Le Maire, que se ha convertido en el centro de los ataques, ha dicho este jueves ante el Parlamento que su Gobierno sigue abierto a que Renault se implique en una operación de consolidación -sin dar pistas sobre posibles socios-, pero "sin precipitación" y garantizando los intereses de la empresa y de Francia.

En la posición del Ejecutivo galo ha primado no poner en peligro la alianza con sus socios nipones.

Le Maire aprovechará su viaje a Japón, donde estará hasta el lunes para participar en la reunión de ministros del G20, para abordar esta cuestión con su homólogo japonés, Taro Aso.

Tampoco hay dudas sobre la oportunidad de la propuesta de fusión, a la que todas las partes conceden sentido estratégico: FCA ha reiterado la racionalidad del proyecto, mientras que Renault ha destacado su sentido industrial.

En una carta remitida a los trabajadores, a la que ha tenido acceso EFE, el presidente de FCA, John Elkann, ha explicado que el grupo sigue abierto a nuevas oportunidades

Según Elkann, la decisión de retirar la propuesta "no se tomó a la ligera". "Cuando queda claro que las conversaciones se han llevado a un punto que no es razonable, es necesario ser igualmente valientes para interrumpirlas", ha explicado.

En la racionalidad estratégica de la operación han insistido también los analistas.

"Estamos en un momento de cambio en el que va a haber que hacer fuertes inversiones para el estudio del vehículo eléctrico y la conducción autónoma, y siempre que se puedan compartir gastos es una noticia positiva", ha señalado a Efe el analista de Self-Bank Felipe López-Gálvez.

Tras frustrarse la operación, las acciones de Renault han cerrado este jueves con una caída del 6,41 % en la Bolsa de París, mientras que las de FCA han subido un 0,09 % en el parqué de Milán.

Contenido relacionado

FCA retira la oferta de fusión con Renault por condicionantes políticos en Francia

Londres, 6 jun (EFE).- La junta del grupo automovilístico Fiat Chrysler (FCA) anunció hoy en un comunicado que ha retirado su propuesta de fusión realizada al grupo Renault debido a que no se dan las condiciones políticas en Francia para que sea un éxito.

La FCA añade que sigue "firmemente convencida" de la razón convincente y transformadora" de su propuesta, cuya operación estaba valorada en unos 40.000 millones de dólares.

Con anterioridad, el Consejo de Administración de Renault había notificado en París que a petición del Estado francés, principal accionista, no se ha podido pronunciar finalmente este miércoles sobre la propuesta de fusión "debido al deseo expresado por los representantes del Estado francés de aplazar el voto a un consejo posterior".

El comunicado de FCA informa de que "ha resuelto retirar su propuesta de fusión realizada a Grupo Renault", y que "sigue firmemente convencida de la razón convincente y transformadora" de su propuesta".

Subraya que su iniciativa "ha sido ampliamente apreciada desde su presentación, cuya estructura y términos fueron cuidadosamente equilibrados para ofrecer beneficios sustanciales a todas las partes".

La nota del grupo FCA afirma que "ha quedado claro que las condiciones políticas en Francia no existen actualmente para que tal combinación proceda exitosamente".

La junta de Fiat Chrysler agradece el "compromiso constructivo" al Grupo Renault, en particular a su presidente y su director ejecutivo, y también a los socios de la alianza con Nissan Motor y Mitsubishi".

El grupo italoestadounidense agrega que "continuará cumpliendo con sus compromisos a través de la implementación de su estrategia".

La decisión sobre una fusión a partes iguales con FCA se esperaba este martes, cuando el Consejo de Administración informó ya de un primer aplazamiento.

El pasado 30 de mayo, el consejo de Renault avanzó su decisión de estudiar "con interés" la posibilidad de esa fusión, que según sus primeras impresiones lo reforzaría industrialmente y sería "generador de valor adicional para la alianza" con Nissan y Mitsubishi.

Sin embargo, la posición de las japonesas Nissan y Mitsubishi ha sido uno de los elementos de conflicto en las negociaciones.

El CEO de Nissan Motor, Hiroto Saikawa, consideró este lunes que pese a las nuevas oportunidades de negocio la fusión "alteraría significativamente la estructura" de la compañía francesa.

Por su parte, el ministro francés de Finanzas, Bruno Le Maire, justificó este miércoles el aplazamiento de la decisión de Renault sobre su fusión para poder establecer las condiciones fijadas por ambas partes.

En una entrevista en la emisora "RMC", Le Maire insistió en que el Estado, primer accionista de Renault donde posee el 15 % de su capital, "vela con firmeza por los intereses industriales de Renault y Francia".

"Queremos hacer esta fusión pero no con cualquier condición (...) sino con la condiciones que hemos fijado. Tomaremos el tiempo que haga falta", dijo.

Entre las condiciones, el Gobierno francés exigía que se conservaran los centros industriales y los empleos en Francia (donde Renault tiene 48.600 trabajadores) y que el Estado francés tenga representación en el consejo que resultaría de la fusión.

El grupo italo-estadounidense esperaba lograr con la fusión sinergias anuales superiores a los 5.000 millones de euros de un conjunto cuya capitalización bursátil debería superar los 30.000 millones y vender 8,7 millones de vehículos.

Por su parte, el primer ministro italiano, Giuseppe Conte, también se había pronunciado en defensa de los intereses italianos y alegó este lunes que seguía con atención las negociaciones y confiaba en que no hubiera despidos en Italia si la fusión se materializaba.

Fiat sube un 0,09 % en Milán tras retirar su oferta de fusión con Renault

Roma, 6 jun (EFE).- El grupo ítalo-estadounidense Fiat Chrysler Automobiles (FCA) cerró hoy con una subida del 0,09 % en la Bolsa de Milán, después de que retirara su propuesta de fusión con el fabricante francés Renault.

Sus acciones han cerrado a 11,71 euros, un precio muy similar al del miércoles y superior a los 11,27 euros con los que ha comenzado las contrataciones este jueves.

FCA ha perdido un 8,48 % en el último mes en la bolsa milanesa, pero este jueves los inversores han visto con buenos ojos la decisión del grupo de retirarse de la mesa de negociación con Renault, debido a que no se dan las condiciones políticas en Francia para que sea un éxito.

FCA explicó en un comunicado que sigue "firmemente convencida de la razón convincente y transformadora" de su propuesta, cuya operación estaba valorada en unos 40.000 millones de dólares y habría creado un nuevo líder mundial automovilístico por volumen de ventas, si se cuentan las de la alianza que el grupo francés tiene con la japonesa Nissan.

Además argumentó que "ha quedado claro que las condiciones políticas en Francia no existen actualmente para que tal combinación proceda exitosamente".

El grupo italo-estadounidense había propuesto una fusión a iguales y esperaba lograr sinergias anuales superiores a los 5.000 millones de euros de un conjunto cuya capitalización bursátil debería superar los 30.000 millones.

En Italia, el gobierno, la patronal y los sindicatos han lamentado la "ocasión perdida" y el vicepresidente del Gobierno italiano y ministro de Desarrollo Económico y Trabajo, Luigi di Maio, ha considerado que "el resultado demuestra que cuando la política intenta intervenir en los procedimientos económicos no siempre lo hace bien".

El presidente de la patronal italiana, Vincenzo Boccia, lamentó que "cuando los estados intervienen masivamente en cuestiones de mercado, las consecuencias son que se retrocede en visiones estratégicas".

  • Ningún comentario presente
Normas de comentarios

www.wnenespanol.com no se hace responsable de las ideas expresadas por los autores de los comentarios y se reserva el derecho a eliminar aquellos contenidos que:
  • resulten ofensivos y/o discriminatorios
  • que tengan como fin promover el boicot contra personas, productos empresas o instituciones
  • que atenten contra el derecho a la intimidad, al honor y/o a la propia imagen o nombre
  • aquellos que busquen fines comerciales y/o publicitarios
500 caracteres disponibles
Para evitar spam, por favor resuelva este simple problema matematico e ingrese el resultado (pinche en la imagen para recargarla).

Motor