980x200

Gobiernos se preparan para enfrentar al coronavirus ante su llegada a América

NEUMONÍA CHINA | 22 de enero de 2020

A passenger arrives wearing a mask at Terminal 4, Heathrow Airport, London, Britain, 22 January 2020. Britain will monitor flights arriving from China as a precautionary measure after the spread of a new coronavirus.EFE/EPA/WILL OLIVER

Bogotá, 22 ene (Efe).- La confirmación de un caso en Estados Unidos y la aparición de otros posibles en México, Colombia y Brasil han hecho saltar las alarmas en América sobre el nuevo brote de coronavirus, la más reciente amenaza virológica a nivel internacional y que amenaza con convertirse en una pandemia.

La Organización Mundial de la Salud (OMS) no logró consensuar este miércoles si la actual manifestación debe o no ser declarada como una emergencia internacional, aunque el nuevo reto epidemiológico que ya se ha cobrado la vida de 17 personas en China.

La preocupación de las autoridades sanitarias americanas se hizo más que evidente cuando a principios de semana se informó en EE.UU. que un viajero que estuvo en la ciudad china de Wuhan, epicentro del brote, presentaba síntomas de neumonía.

La persona regresó del país asiático a Seattle el pasado 15 de enero (dos días antes de que las autoridades estadounidenses ordenaran monitorizar a los viajeros provenientes de Wuhan en los aeropuertos de Los Ángeles, San Francisco y el John F. Kennedy de Nueva York), y al poco tiempo comenzó a presentar síntomas de neumonía, por lo que fue hospitalizada y se encuentra, por ahora, estable.

En Nueva York, el Departamento de Salud puso en marcha este miércoles un plan de contingencia ante el caso detectado en la Costa Oeste.

"En este momento, el riesgo real para los neoyorquinos es bajo, pero nuestro nivel de preparación es alto", advirtió la jefa de Salud municipal, Oxiris Barbot.

MÉXICO, COLOMBIA Y BRASIL, EN ALERTA

Ya en Latinoamérica, uno de los puntos de vigilancia es el estado mexicano de Tamaulipas, donde un profesional de la salud comenzó a evidenciar sintomatología luego de regresar de un viaje a China.

El médico, adscrito al Instituto Politécnico Nacional (IPN), reportó que el 10 de enero llegó de China a Reynosa (capital de Tamaulipas) tras hacer escala en Ciudad de México.

Según confirmó a medios locales Gloria Molina, secretaria de Salud del estado mexicano, al médico ya se le ha hecho la prueba de detección, para descartar o afirmar la presencia del virus.

Una situación similar se vive en Colombia, donde se esperan los resultados de pruebas definitivas a un pasajero chino que arribó este miércoles a Bogotá proveniente de Turquía y las autoridades evalúan contactar a otros pasajeros que venían en el mismo vuelo para someterlas a revisiones médicas.

La "neumonía china" podría haber llegado también a Brasil, más exactamente a Belo Horizonte (estado de Minas Gerais), donde los encargados sanitarios están vigilando a una mujer de 35 años que estuvo hasta hace muy pocos días en Shanghái.

La paciente, aunque no presenta síntomas graves, fue remitida para evaluación al Hospital Eduardo Menezes de la ciudad brasileña, donde se encuentra en estado estable.

TODAS LAS MEDIDAS NECESARIAS

El resto de América Latina se encuentra en un estado de vigilancia ante la creciente movilidad del coronavirus.

Panamá, gran "hub" de tráfico y comercio para América Latina y el mundo por el canal interoceánico y el aeropuerto de Tocumen, usado como punto de interconexión por las principales aerolíneas, activó los protocolos de vigilancia epidemiológica.

China es el primer proveedor de la zona libre de Colón y muchos barcos con bandera y tripulación del país asiático pasan todos los años por el Canal de Panamá.

En Nicaragua, desde el martes las autoridades realizan controles sanitarios "a toda persona" que ingrese al país con síntomas de padecimientos respiratorios, según información recaudada por Efe en Managua.

En territorio salvadoreño, se intensificó la vigilancia en diez Oficinas Sanitarias Internacionales (OSI) en puntos terrestres, aéreos y marítimos para detectar a "personas procedentes de lugares de riesgo y que tengan síntomas".

Mientras, en Honduras, aparte de enfocar la atención en la vigilancia en puertos terrestres, marítimos y aéreos, el Gobierno pidió a la población implementar una serie de medidas de prevención e higiene.

Entre ellas, lavar las manos con agua y jabón, no saludar de beso ni de mano, evitar tocarse los ojos, nariz y boca sin haberse lavado las manos y evitar el contacto con personas infectadas con el virus.

En Chile, el Ministerio de Salud decidió entregar recomendaciones a los pasajeros que viajan a los países afectados por el brote en el aeropuerto internacional Arturo Merino Benítez, en Santiago, para fomentar la protección y prevención.

EN PUERTO RICO PIDEN IMPLEMENTAR MEDIDAS

En Puerto Rico, aunque las autoridades no se han pronunciado oficialmente, el legislador Joel Franqui informó este miércoles que radicó una medida para ordenar a la Comisión de Salud de la Cámara Baja a investigar las medidas, planes e implementación de mecanismos de detección y prevención.

Cabe destacar que Puerto Rico depende en mucha medida de las decisiones que se tomen en EE.UU., país del que es estado libre asociado, para hacer frente a posibles amenazas, incluidas las epidemiológicas.

EL AÑO NUEVO CHINO: TODO UN DESAFÍO

Otro aspecto que hace más compleja la lucha contra la propagación del coronavirus es la celebración del Año Nuevo chino el próximo sábado, ya que muchos de los más de 60 millones de chinos que viven fuera de su país regresarán a él para celebrar esta fiesta.

Este dato puede resultar particularmente preocupante para Brasil y Argentina, países que acogen a las mayores comunidades chinas de Latinoamérica con 23.000 y 14.000 personas, respectivamente, según cifras de la Organización Internacional de Migraciones (OIM).

DOS RETOS QUE LE PONE EL CORONAVIRUS A AMÉRICA LATINA

La más reciente manifestación del coronavirus supone para América Latina el enfrentarse a dos de los 13 retos urgentes de aquí a 2030 que la OMS dio a conocer la semana pasada .

El primero de ellos es el de detener enfermedades infecciosas, que dejarán en 2020 unos 4 millones de muertos, con dolencias que van desde el sida hasta la malaria y la tuberculosis. El segundo es prepararse para posibles pandemias, como en la que puede transformarse el coronavirus.

  • Ningún comentario presente
Normas de comentarios

www.wnenespanol.com no se hace responsable de las ideas expresadas por los autores de los comentarios y se reserva el derecho a eliminar aquellos contenidos que:
  • resulten ofensivos y/o discriminatorios
  • que tengan como fin promover el boicot contra personas, productos empresas o instituciones
  • que atenten contra el derecho a la intimidad, al honor y/o a la propia imagen o nombre
  • aquellos que busquen fines comerciales y/o publicitarios
500 caracteres disponibles
Para evitar spam, por favor resuelva este simple problema matematico e ingrese el resultado (pinche en la imagen para recargarla).

Salud