980x200

China establece un mecanismo de cooperación estratégica con los países árabes

CHINA O.MEDIO | 10 de julio de 2018

El presidente chino, Xi Jinping, habla en una rueda de prensa en Shanghai (China). EFE/Archivo

Pekín, 10 jul (EFE).- China y los países árabes acordaron hoy establecer un mecanismo de cooperación estratégica para impulsar el desarrollo común que sigue la línea trazada por Pekín de promover las relaciones con bloques geográficos, como Latinoamérica y África, dentro de su objetivo de extender su influencia global.

La octava reunión del Foro de Cooperación entre China y los Estados Árabes (CASCF, por sus siglas en inglés) abrió hoy en Pekín un nuevo capítulo en las relaciones internacionales del gigante asiático, que busca ahora potenciar su relación política y económica con Oriente Medio.

El presidente chino, Xi Jinping, marcó con su presencia la importancia que Pekín da a este foro, al inaugurar la sesión con un discurso en el que destacó que ambas partes han acordado establecer una cooperación estratégica para promover su desarrollo.

Además, Xi hizo un llamamiento a la unidad de Oriente Medio y a superar a través del diálogo a los "malentendidos" que separan a sus países, una división que perjudica a los proyectos multinacionales que tanto gustan a China.

"Oriente Medio se enfrenta a la tarea urgente de eliminar las barreras para lograr la paz", afirmó Xi ante los representantes de los 21 países árabes que participan en este foro, que tiene lugar en el Gran Palacio del Pueblo.

Xi recalcó que la cooperación de China con el mundo árabe se ha intensificado en los últimos cuatro años, y ahora "China está preparada para jugar un mayor papel para la paz y la estabilidad regionales".

En concreto, el líder chino destacó la necesidad de abordar la situación de Palestina y llamó a las partes a retomar "tan pronto como sea posible" conversaciones para lograr un acuerdo de paz y establecer mecanismos para trabajar en esta dirección.

"Debemos dar más apoyo concreto a los palestinos. En este contexto, quiero anunciar una ayuda de 100 millones de yuanes (unos 15 millones de dólares, 13 millones de euros) a Palestina para apoyar sus esfuerzos de crecimiento económico y apoyar a su población", anunció Xi.

En esta octava edición del CASCF, China se esforzó en mejorar su presencia en una región que ofrece mucho potencial para la segunda economía mundial a través de la cooperación en el ámbito energético, las infraestructuras y el comercio.

En este sentido, Xi adelantó que se firmará una declaración conjunta de acción para mejorar su cooperación en las llamadas Rutas de la Seda, el gran proyecto chino para construir infraestructuras de comunicaciones con el resto de Asia, África, Europa e incluso Latinoamérica.

"Esto marca un nuevo punto de partida histórico de la asociación y cooperación chino-árabe", destacó Xi, ya que permitirá reforzar la alianza existente entre ambas partes.

El presidente chino anunció préstamos por 20.000 millones de dólares para la reconstrucción económica de algunos países árabes, así como un programa de ayudas en sectores como infraestructura de transportes, petróleo y gas, alta tecnología, economía digital e inteligencia artificial.

Además, Pekín impulsará las conversaciones con algunos países árabes para lograr acuerdos bilaterales de libre comercio.

China es actualmente el segundo socio de los países árabes. En los últimos años, el comercio bilateral ha aumentado exponencialmente, al pasar de los 36.700 millones de dólares en 2004 a los 191.352 millones en 2017, lo que supone un incremento anual del 11,9 %.

En 2017, la inversión directa china en estos países se situó en los 1.260 millones de dólares.

El profesor Xue Qingguo, un especialista en asuntos árabes de la Universidad de Estudios Extranjeros de Pekín, explicó a Efe que este aumento de la cooperación económica responde a las necesidades estratégicas de ambas partes.

"China necesita energía, petróleo y gas, y ellos se lo pueden proporcionar. Al mismo tiempo China les puede proveer de productos básicos a un precio más bajo que otros países", señaló.

Xue destacó además que China no pretende sustituir a Estados Unidos en la región, porque su papel busca ser diferente al de Washington, que ha estado marcado por las intervenciones militares y la lucha contra el terrorismo.

"El papel de China es constructivo", explica, y añade que "prestará más atención a aumentar sus esfuerzos para lograr la paz y la estabilidad en Oriente Medio".

  • Ningún comentario presente
Normas de comentarios

www.wnenespanol.com no se hace responsable de las ideas expresadas por los autores de los comentarios y se reserva el derecho a eliminar aquellos contenidos que:
  • resulten ofensivos y/o discriminatorios
  • que tengan como fin promover el boicot contra personas, productos empresas o instituciones
  • que atenten contra el derecho a la intimidad, al honor y/o a la propia imagen o nombre
  • aquellos que busquen fines comerciales y/o publicitarios
500 caracteres disponibles
Para evitar spam, por favor resuelva este simple problema matematico e ingrese el resultado (pinche en la imagen para recargarla).

Mundo