980x200

Ghannouchi se descarta como candidato y dice Ennahda sopesa un independiente

TÚNEZ PRESIDENCIALES | 12 de enero de 2019

Rachid Ghannouchi en una imagen de archivo. EFE/Archivo

Túnez, 12 ene (EFE).- El presidente del partido ultraconservador islamista "Ennahda", Rachid Ghannouchi, se descartó hoy como candidato a las elecciones presidenciales previstas para este año y reveló que la formación sopesa la opción de presentar a una figura independiente.

En declaraciones a los medios tras participar en una conferencia organizada por el Instituto de Estudios Estratégicos, Ghannouchi indicó que el gobierno necesita un bloque parlamentario fuerte y un consenso político amplio para acometer las importantes reformas económicas pendientes.

"Ennahda" es en la actualidad la primera fuerza de la Camára y el apoyo esencial del primer ministro, Yusef Chahed, enfrentado a su propio partido, Nidaa Tunis, que en el último año se ha fraccionado y ha perdido la mitad de sus escaños.

"Lo más probable es que apoyemos a un candidato, que no debe ser necesariamente miembro de Ennhada", insistió Ghannouchi, político que pasó la mayor parte de su vida en el exilio, perseguido por la dictadura.

El líder islamista, de 77 años, socio hasta hace unos meses del presidente del país y fundador de Nidaá Tunis, Beji Caïd Essebsi, también apeló a la responsabilidad nacional de la UGTT, principal sindicato del país y una de las fuerzas más influyentes gracias a sus más de 800.000 miembros.

"Pienso que es consciente de la realidad de Túnez y que no quiere una ruptura con el Fondo Monetario Internacional. No hay tampoco una ruptura entre el gobierno y la central sindical. Creo que se llegara a una solución para evitar la huelga general del 17 de enero", indicó.

"La UGTT continuará con una política nacional que apoya la democracia y la libertad, mientras mantiene su papel social. En cuanto al gobierno, no debe utilizar los medios del Estado para llevar a cabo campañas electorales. La situación del país exige que el gobierno se centre únicamente en cumplir su misión ", destacó.

Túnez, que celebra el lunes el octavo aniversario de la revuelta popular que acabó con la dictadura de Zinedin el Abedin Ben Ali, está sumido en una profunda crisis económica y un pulso político que amenazan con hacer descarrilar la única transición política hacia la democracia que sobrevive en la zona.

La crisis ha obligado al gobierno de Chahed a pedir un préstamo por valor de unos 2.500 millones de euros al Fondo Monetario Internacional (FMI) y el Banco Mundial, concedido a cambio de políticas de austeridad y recortes.

En este contexto, la UGTT ha convocado una huelga general de la función pública el 17 de enero.

  • Ningún comentario presente
Normas de comentarios

www.wnenespanol.com no se hace responsable de las ideas expresadas por los autores de los comentarios y se reserva el derecho a eliminar aquellos contenidos que:
  • resulten ofensivos y/o discriminatorios
  • que tengan como fin promover el boicot contra personas, productos empresas o instituciones
  • que atenten contra el derecho a la intimidad, al honor y/o a la propia imagen o nombre
  • aquellos que busquen fines comerciales y/o publicitarios
500 caracteres disponibles
Para evitar spam, por favor resuelva este simple problema matematico e ingrese el resultado (pinche en la imagen para recargarla).

Mundo