980x200

El presidente indonesio proclama la victoria electoral entre acusaciones de fraude

INDONESIA ELECCIONES | 18 de abril de 2019

El presidente en funciones Joko Widodo (C) este jueves en Yakarta (Indonesia). Widodo se declaró este jueves vencedor de las elecciones celebradas la víspera, según el recuento del voto no oficial, mientras que su rival, el exgeneral Prabowo Subianto, denunció fraude electoral. EFE

Yakarta, 18 abr (EFE).- El presidente de Indonesia, Joko Widodo, se declaró este jueves vencedor de las elecciones celebradas la víspera, según el recuento del voto no oficial, mientras que su rival, el exgeneral Prabowo Subianto, denunciaba fraude electoral.

"Los recuentos iniciales son un método científico de calcular que según hemos visto en elecciones anteriores tiene una fiabilidad del 99 %, casi igual que el recuento real", dijo el presidente en una rueda de prensa televisada en Yakarta, en la que llamó a esperar los resultados oficiales.

Jokowi, apodo del presidente, informó a los periodistas de que había recibido las felicitaciones de unos 20 líderes mundiales, como los de Malasia, Singapur o Turquía, por su éxito en los comicios del miércoles.

Casi simultáneamente, su contrincante Prabowo realizó una intervención pública con frecuentes guiños hacia su electorado musulmán conservador en la que se reivindicó la victoria y terminó con tres gritos de "Alá es grande", en el país con la mayor población musulmana del mundo.

"Tenemos evidencias de que hubo intentos de fraude que ocurrieron en pueblos y ciudades a lo largo de Indonesia", denunció el exgeneral sobre los comicios en la tercera democracia más populosa del mundo.

Las proyecciones no oficiales realizadas sobre muestreos de votos, que han finalizado este jueves, dan como ganador a Jokowi con el 54 % y otorgan a Prabowo el 45 %.

La coalición y las organizaciones islamistas que apoyan a Prabowo han convocado para mañana una manifestación para celebrar su supuesta victoria en el Monumento Nacional de Yakarta, en el centro de la capital.

La Comisión Electoral (KPU) ha asegurado que los comicios se celebraron sin altercados de importancia y analistas coinciden en que no existen argumentos de peso para denunciar fraude electoral a gran escala.

Ambos candidatos llamaron a la calma durante sus intervenciones, aunque el exgeneral ha denunciado durante la campaña irregularidades en las listas electorales y ha amenazado con utilizar el "poder del pueblo" o acudir a la Justicia si no se solucionaban.

El ministro de Seguridad, Wiranto, aseguró hoy que las Fuerzas de Seguridad actuarán con firmeza "para arrestar y neutralizar a quienes emprendan acciones que perturben tanto la paz y seguridad nacionales como la integridad de la República de Indonesia".

Por su parte, Jokowi aseguró en una entrevista en Metro TV que ha enviado a una persona de su equipo para pedir a Prabowo y a su segundo, el empresario Sandiaga Uno, que ayuden a calmar el ambiente.

El editor del boletín Reformasi, Kevin O'Rourke, considera que si Prabowo recurre las elecciones ante el Tribunal Constitucional, los meses que tarde la corte en emitir una sentencia pueden dar lugar a protestas de seguidores de Prabowo que "afecten las actividades en Yakarta", según dijo a Efe.

Jokowi y Prabowo se enfrentaron por primera vez en las elecciones presidenciales de 2014, que se decidieron por un estrecho margen y que el exmilitar ya intentó invalidar en el Tribunal Constitucional, que desestimó el recurso.

Ambos candidatos buscaron en las últimas elecciones el voto musulmán a través de alianzas con organizaciones islámicas, además de partidos políticos islamistas, aunque Prabowo ha optado por los movimientos más radicales.

Los islamistas han visto como aumentaba su influencia en la política y la sociedad indonesias a lo largo de los últimos años y han demostrado su capacidad de movilizar incluso a los musulmanes más moderados en las calles.

Por primera vez en la historia del país asiático, se celebraron elecciones presidenciales y legislativas simultáneamente, en las que más de 192 millones de indonesios estaban llamados a votar y que contaron con una participación del 80 %, según estimaciones preliminares.

Además de elegir al presidente y vicepresidente, los indonesios también votaron para elegir 575 escaños de la Cámara baja, 136 en la Cámara alta, y más de 19.000 puestos en las cámaras legislativas provinciales y municipales.

Ricardo Pérez-Solero

  • Ningún comentario presente
Normas de comentarios

www.wnenespanol.com no se hace responsable de las ideas expresadas por los autores de los comentarios y se reserva el derecho a eliminar aquellos contenidos que:
  • resulten ofensivos y/o discriminatorios
  • que tengan como fin promover el boicot contra personas, productos empresas o instituciones
  • que atenten contra el derecho a la intimidad, al honor y/o a la propia imagen o nombre
  • aquellos que busquen fines comerciales y/o publicitarios
500 caracteres disponibles
Para evitar spam, por favor resuelva este simple problema matematico e ingrese el resultado (pinche en la imagen para recargarla).

Mundo