980x200

Los partidos en Italia no se ponen de acuerdo en cómo resolver la crisis

ITALIA GOBIERNO | 12 de agosto de 2019

Los partidos italianos ponen fecha a la moción de censura del Gobierno de Conte. EFE/EPA/RAFFAELE VERDERESE/Archivo

Roma, 12 ago (EFE).- La falta de acuerdo de los partidos italianos sobre cómo resolver la crisis de Gobierno tras la moción de censura presentada por la ultraderechista Liga, ha provocado que hoy el Senado no haya decidido la fecha de esta sesión y que estén surgiendo voces que apuesten por truncar la aspiración del líder de dicho partido, el ministro del Interior, Matteo Salvini, de ir a elecciones inmediatas.

Este lunes se han reunido los portavoces de los grupos parlamentarios en el Senado y debían decidir por unanimidad la fecha de la votación de la moción de censura contra el primer ministro italiano, Giuseppe Conte, pero no ha habido acuerdo, explicaron a Efe fuentes de la cámara alta.

Las mismas fuentes detallaron que serán mañana los senadores que estén presentes en Roma y no se hayan ido de vacaciones los que voten una fecha.

También tendrán que fijar el día en el que Conte acudirá a esta cámara para ofrecer una intervención, que puede coincidir con la moción, según las mencionadas fuentes.

Los partidos políticos italianos no se ponen de acuerdo en cómo resolver el caos que ha causado Salvini en pleno verano y que podría llevar al país a comicios anticipados en otoño, algo que no ocurría desde 1919, recordó hoy el líder del Cinco Estrellas y ministro de Trabajo, Luigi Di Maio, en un vídeo en las redes sociales.

Movido por sus ansias de llegar a la Jefatura del Gobierno, Salvini ha retirado su confianza en la alianza que mantenía con el Cinco Estrellas, con el Parlamento cerrado por vacaciones y sin que en el país se sepa a qué calendario atenerse.

La incertidumbre se ha adueñado de Italia tras el órdago de Salvini, que no necesariamente llevará al país a comicios anticipados, pues el presidente de la República, Sergio Mattarella, podría intentar la formación de otro gobierno con mayoría parlamentaria o nombrar uno, de carácter técnico y provisional.

Además, las encuestas le dan a Salvini un 36 % de intención de voto, pero en las generales de marzo de 2018 obtuvo un 17 % de los sufragios, con lo que está en minoría en el Parlamento.

El Cinco Estrellas y el Partido Demócrata, unidos, podrían echar por tierra los sueños de Salvini y permitir que el Ejecutivo de Conte continúe o incluso impulsar otro que cuente con el mutuo beneplácito.

El PD, por tanto, tiene en su mano la llave para decidir el futuro de Italia y por eso se ha generado en los últimos días una división entre la corriente más afín al ex primer ministro Matteo Renzi, quien apoya un gobierno de unidad parlamentaria, y los críticos con su figura, que quieren elecciones para no seguir dando alas al líder de la Liga.

Por su parte, Di Maio, ha declarado que su formación es favorable a la convocatoria de comicios, pero antes busca aprobar una reducción del número de parlamentarios, que es una de sus promesas estrella y que postergaría las urnas al menos hasta la primavera del año próximo.

Este lunes aprovechó para mandar un mensaje a su electorado al decir que el Cinco Estrellas no quiere llegar a acuerdos con Renzi, consciente de la incoherencia que supondría un pacto con un político a quien ha culpado de que la situación económica actual de Italia se debe a su gestión como primer ministro.

Y es que Renzi en las últimas horas ha tendido una mano al Cinco Estrellas al sugerir un gobierno de unidad que, entre otras cosas, apruebe esta reforma del número de escaños.

Por eso, Di Maio quiso este lunes alejarse de cualquier vínculo con Renzi y utilizó una argucia dialéctica para subrayar que solo le interesan los pactos con todos los senadores y diputados que quieran sumarse a esta iniciativa, algo que en el país se ha interpretado como una apertura hacia los miembros del PD afines a Renzi.

Renzi aún tiene gran poder dentro del PD, pues los parlamentarios actuales han salido de las listas que él mismo elaboró cuando aún era secretario del partido y por eso, aunque ya no tiene ningún cargo de responsabilidad, está generando una división en la formación que no gusta a la dirección nacional.

"No es creíble la hipótesis de un Ejecutivo (provisional) para elaborar los Presupuestos y acudir después a las elecciones, sería un regalo a una derecha peligrosísima que todos queremos detener", ha insistido este lunes el secretario general del PD, Nicola Zingaretti.

Además del pleno del Senado, mañana se deben reunir en paralelo los portavoces de los grupos parlamentarios en la Cámara de los Diputados para acordar una fecha para la moción de censura de Conte en esta cámara.

  • Ningún comentario presente
Normas de comentarios

www.wnenespanol.com no se hace responsable de las ideas expresadas por los autores de los comentarios y se reserva el derecho a eliminar aquellos contenidos que:
  • resulten ofensivos y/o discriminatorios
  • que tengan como fin promover el boicot contra personas, productos empresas o instituciones
  • que atenten contra el derecho a la intimidad, al honor y/o a la propia imagen o nombre
  • aquellos que busquen fines comerciales y/o publicitarios
500 caracteres disponibles
Para evitar spam, por favor resuelva este simple problema matematico e ingrese el resultado (pinche en la imagen para recargarla).

Mundo