980x200

Bougainville vota rotundamente a favor de independizarse de Papúa

BOUGAINVILLE REFERÉNDUM | 11 de diciembre de 2019

Un 97,7 por ciento de los votantes se posicionó a favor de independizarse de Papúa Nueva Guinea, en el referendo celebrado en la región autónoma de Bougainville. EFE/Archivo

Sídney (Australia), 11 dic (EFE).- La región autónoma de Bougainville podría convertirse en el país más joven del mundo, tras la abrumadora victoria a favor de la independencia con respecto a Papúa Nueva Guinea en el referendo no vinculante celebrado durante dos semanas, pues un 97,7 por ciento de los electores votó por la secesión.

Un total de 176.928 personas votó por el sí a la independencia y 3.043 (1,68 % del censo) se inclinaron por una mayor autonomía, mientras que las 1.096 papeletas restantes fueron consideradas inválidas, anunció este miércoles la Comisión Electoral de Bougainville en la ciudad de Buka.

Los asistentes al anuncio irrumpieron en aplausos y celebraciones tras la lectura de los resultados, que fueron leídos por el presidente de la Comisión, el ex primer ministro irlandés Bertie Ahern, que destacó además que el referéndum -celebrado entre el 23 de noviembre y el 7 de diciembre- cumplió con los criterios internacionales.

El presidente de la región autónoma de Bougainville, John Momis, aseguró que el resultado supone "una liberación psicológica" para su pueblo, en una alocución transmitida a través de Facebook de forma intermitente, lo que irritó a quienes seguían el acto desde diversos rincones del mundo.

LA ÚLTIMA PALABRA ES DE PAPÚA

Para que Bougainville se convierta en la nación más joven del mundo, después de que Sudán del Sur obtuviera la independencia en 2011, aún debe completar dos trámites más: la negociación entre el gobiernos de la región autónoma y el de Papúa Nueva Guinea y, de prosperar ésta, el Parlamento papú tendría la decisión final de aceptar o rechazar el acuerdo.

Momis se ha mostrado confiado en que la negociación con el primer ministro de Papúa Nueva Guinea, James Marape, favorecerá a su pueblo, ya que considera que el mandatario es "inteligente, humilde y está preparado para escuchar".

Sin embargo, Marape no se ha pronunciado por el momento sobre el resultado del referéndum, aunque el mes pasado el ministro papú para Bougainville, Puka Temu, dijo a la cadena ABC australiana que el Ejecutivo de Port Moresby se mantenía firme en su deseo de aferrarse a esta región.

"No queremos que ninguna parte de Papúa se desgaje", remarcó Temu, al insistir que no quiere sentar precedente para las otras 21 provincias de Papúa.

UN RESULTADO POR LOS MILES DE CAÍDOS

Momis, quien contribuyó a escribir la Constitución de Papúa Nueva Guinea cuando se independizó de Australia, espera que las celebraciones por la independencia finalmente tengan lugar en la localidad de Panguna, el epicentro de un largo conflicto entre el Gobierno central papú y los sectores independentistas de la región.

En 1988, los habitantes indígenas de las tierras ocupadas por la mina Panguna, operada por una subsidiaria de la empresa anglo-australiana Rio Tinto, se alzaron en armas por discrepancias con la distribución de beneficios y por su impacto medioambiental.

El Ejército papuano intervino en defensa de los intereses de la compañía minera, lo que desencadenó un conflicto que se prolongó durante más de un decenio y en el que fallecieron 20.000 personas, cerca del 10 por ciento de la población de Bougainville, y desplazó a otras 15.000 a campos de refugiados y a las Islas Salomón, el territorio más cercano.

Tras aquel conflicto, el referéndum celebrado recientemente fue el resultado del acuerdo de paz que firmaron ambas partes en 2001.

"Como muchos en Bougainville, me siento aliviado por la finalización del referendo y de que hayamos honrado la memoria de aquellos a quienes perdimos en el conflicto y que ahora podamos dar un paso en las negociaciones para un acuerdo político duradero", dijo el secretario jefe del Gobierno autónomo, Joseph Nobetau, en Twitter.

RIQUEZA MINERA

La región autónoma -comprendida por las islas de Bougainville, Buka y varios atolones- cuenta con uno de los yacimientos más ricos de oro y cobre del Pacífico, y actualmente está en el punto de mira de China, que ofrece a la región ayuda financiera para infraestructuras y extracción de recursos.

Las reservas de Panguna, la mina que encendió el conflicto armado y que llegó a suponer el 40 % del PIB de Papúa, han sido valoradas en 58.000 millones de dólares estadounidenses (52.443 millones de euros).

Varias empresas mineras han mostrado interés en reanudar las operaciones en el yacimiento, inactivo desde el inicio del conflicto y del que Rio Tinto dejó de ser accionista mayoritario en 2016, pero el gobierno autónomo ha aplazado esta cuestión hasta después del referéndum.

Rocío Otoya

  • Ningún comentario presente
Normas de comentarios

www.wnenespanol.com no se hace responsable de las ideas expresadas por los autores de los comentarios y se reserva el derecho a eliminar aquellos contenidos que:
  • resulten ofensivos y/o discriminatorios
  • que tengan como fin promover el boicot contra personas, productos empresas o instituciones
  • que atenten contra el derecho a la intimidad, al honor y/o a la propia imagen o nombre
  • aquellos que busquen fines comerciales y/o publicitarios
500 caracteres disponibles
Para evitar spam, por favor resuelva este simple problema matematico e ingrese el resultado (pinche en la imagen para recargarla).

Mundo