980x200

La UE respira aliviada ante la mayoría "tory" que permite concluir el brexit

R.UNIDO ELECCIONES BREXIT | 13 de diciembre de 2019

EFE/EPA/VICKIE FLORES

Bruselas, 13 dic (EFE).- La abrumadora mayoría del Partido Conservador en los comicios en el Reino Unido supuso este viernes un alivio para la Unión Europea, que temía pasar buena parte del 2020 enfangada en el "brexit" y espera ahora una ratificación rápida que permita a los británicos salir del club comunitario el 31 de enero.

Los líderes europeos que participan en la segunda jornada de esta cumbre amanecieron con los resultados de las elecciones en el Reino Unido, muy favorables a los intereses del actual primer ministro, Boris Johnson, que se quita de encima la herencia recibida de Theresa May y su fuerte dependencia de los unionistas norirlandeses en el Parlamento.

Con el resultado del jueves, Johnson no se verá siquiera condicionado por las presiones del ala más eurófoba de su partido y previsiblemente podrá lograr el apoyo de la Cámara de los Comunes a su acuerdo con la UE tras más de un año de bloqueo en ese parlamento.

Tanto la presidenta de la Comisión Europea, Ursula von der Leyen, como su homólogo en el Consejo Europeo, Charles Michel, coincidieron este viernes en felicitar a Johnson por su victoria y confiaron en que el Parlamento británico vote "lo antes posible" el acuerdo de retirada que ambas partes sellaron en octubre.

"Esperamos que la ratificación del acuerdo de salida haya acabado para enero", dijo Von der Leyen, que afirmó que la Comisión está preparada para "exprimir" el corto periodo de tiempo disponible para la negociación de la relación futura.

Ambos líderes, que comparecieron juntos ante la prensa tras participar en su primer cumbre europea, afirmaron que en esa fase de las negociaciones que se abrirá a partir de febrero, la de la futura relación entre el Reino Unido y la UE, será clave mantener la llamada "igualdad de condiciones" si se quiere un vínculo lo más próximo posible.

Von der Leyen subrayó que la Unión Europea aspira a una relación comercial "sin aranceles, cuotas o competencia desleal" y que hay aspectos, como la cooperación en materia de seguridad, en la que "ya existen vínculos muy fiables" y solo habrá que trabajar en reforzar ese lazo, no construirlo de cero.

Esta nueva negociación estaba inicialmente prevista que durase casi dos años, desde la fecha original del "brexit" en marzo de 2019 hasta el final del periodo de transición en diciembre de 2020, pero los consecutivos retrasos de la salida efectiva del Reino Unido no han pospuesto a su vez el final del periodo de transición, que se mantiene para el 31 de diciembre del próximo año.

Así las cosas, si el Reino Unido sale el 31 de enero de la UE, los negociadores solo tendrán once meses para diseñar los términos de la nueva relación entre ambas partes, en unas conversaciones que se prevén complejas.

En principio, Johnson se niega a pedir una extensión del periodo de transición, aunque Von der Leyen advirtió hoy de que el corto periodo de tiempo previsto es "un reto".

"Enfrentamos el reto de que tenemos poco tiempo. Tenemos once meses para negociar no solo un acuerdo de libre comercio, sino también la educación, el transporte, la pesca... hay muchos otros temas en esa negociación", explicó.

La Comisión ya trabaja en el borrador de sus guías para la negociación al que tienen que dar visto bueno los Estados miembros con vistas a que esté preparado para el mismo 1 de febrero, aunque reconoció que en las negociaciones "habrá que priorizar" los asuntos más urgentes.

"Nos enfocaremos especialmente en los asuntos que pueden suponer una división económica a finales de 2020 si no se abordan. Hay temas en los que no tenemos un marco internacional ni la posibilidad de establecer medidas de contingencia", señaló.

En cualquier caso, la presidenta del Ejecutivo comunitario confía en que, aunque el Reino Unido pase a ser un país tercero, lograrán sellar "una asociación sin precedentes". "Esto no es el final de algo, sino el inicio de una relación excelente entre buenos vecinos", añadió.

También otros líderes, como el primer ministro italiano, Giuseppe Conte, coincidieron con Von der Leyen y Michel en la necesidad de asegurar la igualdad de condiciones "de modo que no se permitan ventajas indebidas al Reino Unido".

La canciller alemana, Angela Merkel, recordó sus palabras tras la última cumbre europea de octubre, en la que advirtió de que Londres será ahora un "competidor" económico para la UE.

"Dije que tendríamos un competidor a nuestra puerta que ya no está en el mercado interior", afirmó, y pidió vigilar cómo cambia el Reino Unido sus estándares y evitar que "saque ventaja" de ello.

  • Ningún comentario presente
Normas de comentarios

www.wnenespanol.com no se hace responsable de las ideas expresadas por los autores de los comentarios y se reserva el derecho a eliminar aquellos contenidos que:
  • resulten ofensivos y/o discriminatorios
  • que tengan como fin promover el boicot contra personas, productos empresas o instituciones
  • que atenten contra el derecho a la intimidad, al honor y/o a la propia imagen o nombre
  • aquellos que busquen fines comerciales y/o publicitarios
500 caracteres disponibles
Para evitar spam, por favor resuelva este simple problema matematico e ingrese el resultado (pinche en la imagen para recargarla).

Mundo