980x200

Turquía amaga con enviar refugiados a Europa tras duro golpe militar en Siria

SIRIA CONFLICTO TURQUÍA | 28 de febrero de 2020

Una refugiada siria sube a un autobús en Estambul.que les traslada a la frontera europea de Turquia, en la ciudad de Edirne. EFE/EPA/ERDEM SAHIN

Estambul, 28 feb (EFE).- Turquía ha reaccionado con una doble estrategia al duro golpe sufrido con la muerte el jueves de 33 soldados en Siria a manos de Damasco, apoyado por Rusia. Por un lado, se ha apresurado a pedir ayuda a sus socios de la OTAN. Por otro, ha insinuado que ya no puede contener a los refugiados que quieran ir a Europa.

La de ayer fue la mayor pérdida sufrida por Turquía en un sólo día desde que comenzó a intervenir militarmente en Siria en el año 2016.

Los 33 soldados que murieron en un bombardeo aéreo del Ejercito sirio (Rusia ha negado que sus aviones participaran), pertenecían al despliegue turco en Idlib, donde Turquía apoya a las milicias yihadistas que suponen la última resistencia al régimen de Bachar Al Asad.

"Como resultado del ataque, los (refugiados) que están en Turquía se dirigen hacia Europa, y los que se hallan en territorio sirio se dirigen a Turquía", anunció esta mañana Ömer Çelik, portavoz del gubernamental partido islamista Justicia y Desarrollo (AKP).

El Ministerio de Exteriores insistió posteriormente en que Turquía no ha modificado su política migratoria, descartando así un anuncio de apertura oficial de fronteras, pero volvió a dejar claro el mensaje para la Unión Europea: Si la situación en Siria empeora, aumentará la presión de refugiados hacia Europa.

El mensaje no tardó en llegar a quienes esperan entrar en la Unión Europea. Las redes sociales en árabe se llenaron de afirmaciones de que se abriría la frontera entre Turquía y Grecia para un periodo prorrogable de 24 horas.

Un goteo incesante de sirios, iraquíes, afganos y ciudadanos de otros países se ha dirigido siguiendo esa esperanza durante toda la jornada a la ciudad de Edirne, en el noroeste de Turquía, en la frontera con Grecia y, por tanto, entrada en la Unión Europea.

GAS LACRIMÓGENO

No era más que un bulo: La Policía turca no intervino cuando un centenar de refugiados, entre ellos familias con niños, cruzó las aduanas e intentó forzar el paso hacia Grecia, pero los agentes griegos llegaron a usar gases lacrimógenos para repeler los intentos de pasar la frontera.

Los migrantes habían acudido siguiendo un mensaje que anunciaba autobuses gratis desde el centro de Estambul hasta la ciudad fronteriza.

Efectivamente, los autobuses se hallaban en el lugar y hasta el mediodía partieron al menos cinco vehículos con varios cientos de pasajeros, sin cobrar pasaje.

Sin embargo, nadie entre las decenas de persona, la mayoría hombres jóvenes, que esperaban subirse disponía de información concreta y ni siquiera sabía quién proporciona los autobuses, alquilados a una agencia de viajes local.

AUTOBUSES GRATIS

"Son gratis", confirmó una joven siria que intentaba coordinar a la muchedumbre. "No son gubernamentales", aclara, a preguntas de Efe, añadiendo que los envían "activistas", pero sin querer dar más detalles.

La mayoría de los que esperan llevan años viviendo en Estambul, como Abdelkader, oriundo de Alepo, quien asegura que antes todo era más fácil en Turquía, pero que en los últimos años ha ido a peor, y no ve futuro en el país.

"Tenemos que ir todos a Edirne, reunirnos allí y formar una gran caravana humana para entrar en Grecia juntos", propone Anas, un joven sirio de Damasco, que admite, sin embargo, no saber qué puede venir después.

Al mismo tiempo, la prensa turca difunde noticias de una similar llegada de refugiados a los municipios de la costa del mar Egeo, desde donde suelen partir las lanchas con destino a las cercanas islas griegas.

Fuentes de la guardia costera griega, no obstante, informaron a Efe de que no hay una diferencia significativa de llegadas a las islas respecto a días anteriores.

FICHAS EN UN JUEGO POLÍTICO

Por su parte, el Gobierno búlgaro reaccionó en un primer momento anunciando que reforzaría la protección en su frontera, también cercana a Edirne, ante la posible llegada de refugiados, aunque después quitó hierro al asunto.

La policía búlgara impidió este viernes la entrada de 60 migrantes, una cifra algo superior a la habitual en las últimas semanas.

La organización de derechos humanos Amnistía Internacional ha criticado la actitud turca al tiempo que ha exigido que Grecia y Bulgaria permitan la entrada a los refugiados y que la Unión Europea "asuma la parte de responsabilidad que le toca".

"Lo que estamos viendo ahora en las fronteras terrestres y marítimas de Turquía con la UE es que a las personas que buscan asilo se les utiliza una vez más como fichas para negociar en un mortífero juego político", dijo Massimo Moratti, portavoz de Amnistía Internacional.

        Ilya U. Topper y Lara Villalón

  • Ningún comentario presente
Normas de comentarios

www.wnenespanol.com no se hace responsable de las ideas expresadas por los autores de los comentarios y se reserva el derecho a eliminar aquellos contenidos que:
  • resulten ofensivos y/o discriminatorios
  • que tengan como fin promover el boicot contra personas, productos empresas o instituciones
  • que atenten contra el derecho a la intimidad, al honor y/o a la propia imagen o nombre
  • aquellos que busquen fines comerciales y/o publicitarios
500 caracteres disponibles
Para evitar spam, por favor resuelva este simple problema matematico e ingrese el resultado (pinche en la imagen para recargarla).

Mundo