980x200

Ralentizado pero avanzando: el comercio chino resiste en el primer semestre

CHINA COMERCIO | 12 de julio de 2019

Fachada de la sede de la empresa Alibabá en Hangzhou. EFE/Victor Escribano/Archivo

Pekín, 12 jul (EFE).- El comercio internacional de China avanzó un 3,9 % interanual en el acumulado del primer semestre de 2019, lo que supone una ralentización de 4 puntos porcentuales respecto al mismo período del año anterior, según datos oficiales publicados hoy.

La Administración General de Aduanas indicó que en estos seis meses el comercio exterior de China fue de 14,67 billones de yuanes (2,13 billones de dólares, 1,89 billones de euros), y que las exportaciones crecieron un 6,1 %, mientras que las importaciones lo hicieron un 1,4 %.

Las ventas al exterior se situaron en 7,95 billones de yuanes (1,16 billones de dólares, 1,03 billones de euros) y las compras, en 6,72 billones de yuanes (976.298 millones de dólares, 866.669 millones de euros).

Así pues, el superávit comercial fue de 1,24 billones de yuanes (179.773 millones de dólares, 159.579 millones de euros), lo que supone un aumento del 41,6 % con respecto al dato del año anterior.

En palabras del portavoz de Aduanas, Li Kuiwen, China registró un "progreso sostenido" durante el primer semestre, en el que "consiguió un desarrollo de calidad".

"Pese a los desafíos de un entorno global complejo, el comercio exterior de China todavía está marcado por mejoras duraderas, con la estructura comercial perfeccionándose continuamente y con sus motores cambiando más rápido", agregó el portavoz.

Buena parte de los desafíos a los que Li se refiere derivan de la guerra comercial que China mantiene con Estados Unidos desde marzo de 2018: los intercambios con ese país se redujeron en un 9 % durante el primer semestre, tendencia marcada principalmente por el descenso del 25,7 % en el flujo de bienes procedentes de la nación norteamericana.

Las exportaciones a Estados Unidos alcanzaron los 1,35 billones de yuanes (196.277 millones de dólares, 174.258 millones de euros), mientras que las importaciones se situaron en 399.380 millones de yuanes (58.153 millones de dólares, 51.629 millones de euros) durante los primeros seis meses de 2019.

Esto significa que el superávit comercial de China frente a su rival comercial acumula 954.810 millones de yuanes (138.820 millones de dólares, 123.247 millones de euros) en lo que va de año, es decir, un 11,4 % superior al registrado entre enero y junio de 2018.

Este dato seguramente no sentará bien en Washington, ya que se trata de una de las principales quejas que el presidente estadounidense, Donald Trump, le ha trasladado a su homólogo chino, Xi Jinping, en las reuniones que ambos han mantenido desde la llegada del primero a la Casa Blanca.

Estados Unidos se sitúa como tercer socio comercial de China tras dos grupos de países: la Unión Europea, con la que intercambió un 11,2 % más en el primer semestre, y la Asociación de Países del Sudeste Asiático (ASEAN), que registró un avance en el flujo comercial del 10,5 %.

Esas dos zonas combinadas -que contienen un total de 38 países- suponen ya un 29,2 % del comercio exterior de China, mientras que Estados Unidos representa el 11,9 %.

En opinión de Julian Evans-Pritchard, analista de la consultora Capital Economics, el comercio chino aminora su avance debido a que "los vientos en contra se intensifican".

"Las exportaciones se ralentizaron el mes pasado debido al aumento de los aranceles estadounidenses en mayo y a la menguante demanda global", explicó el experto.

De hecho, el analista advierte de que es probable que estos vientos de proa aumenten su intensidad en los próximos trimestres, ya que el crecimiento económico global todavía no ha tocado fondo y no lo hará, según sus análisis, hasta el año que viene.

"Y, mientras que la tregua acordada entre Trump y Xi en el G20 el mes pasado finiquita la amenaza inmediata de más aranceles estadounidenses, nuestra hipótesis es que las negociaciones comerciales se romperán tarde o temprano", pronostica Evans-Pritchard.

Y eso es en lo relativo a las exportaciones. Las importaciones, en su opinión, seguirán a la baja durante lo que queda de año debido a una mayor ralentización de la demanda doméstica.

En el mes de junio, el comercio exterior del gigante asiático descendió un 1,2 % con respecto al registrado en mayo, aunque en la comparación interanual hubo un ascenso del 3,2 %.

Al comparar los datos con los de junio de 2018, destaca que las exportaciones avancen un 6,1 % mientras las importaciones disminuyen un 0,4 %.

  • Ningún comentario presente
Normas de comentarios

www.wnenespanol.com no se hace responsable de las ideas expresadas por los autores de los comentarios y se reserva el derecho a eliminar aquellos contenidos que:
  • resulten ofensivos y/o discriminatorios
  • que tengan como fin promover el boicot contra personas, productos empresas o instituciones
  • que atenten contra el derecho a la intimidad, al honor y/o a la propia imagen o nombre
  • aquellos que busquen fines comerciales y/o publicitarios
500 caracteres disponibles
Para evitar spam, por favor resuelva este simple problema matematico e ingrese el resultado (pinche en la imagen para recargarla).

Economía