La Oficina del Censo lanza una campaña de educación pública en 59 idiomas

EEUU POBLACIÓN | 14 de enero de 2020

Los resultados del censo determinan asuntos vitales como las asignaciones de recursos federales para educación, vivienda y desarrollo económico, y la representación en la Cámara baja del Congreso. EFE/George Frey/Archivo

Washington, 14 ene (EFE News).- La Oficina del Censo, que empezará a contar la población de Estados Unidos en abril, lanzó ese martes una campaña de educación pública que incluye materiales impresos y audiovisuales en 59 idiomas, con la esperanza de que "nadie quede sin contar".

"Esta campaña es un esfuerzo sin precedentes que realza la importancia y el impacto de las respuestas al Censo, que ayudarán a moldear el futuro de todos", dijo en una conferencia de prensa el director de la Oficina del Censo, Steven Dillingham.

"El éxito del Censo depende de la participación de todos", añadió el funcionario. "Y estamos haciendo un gran esfuerzo por llegar a los grupos y comunidades más difíciles de censar".

La semana pasada los portavoces de algunos grupos latinos declararon ante el Congreso que muchos hispanos ven con "desconfianza y temor" el censo, que por mandato constitucional de lleva a cabo cada diez años en Estados Unidos.

Los resultados del censo determinan asuntos vitales como las asignaciones de recursos federales para educación, vivienda y desarrollo económico, y la representación en la Cámara baja del Congreso.

El Gobierno del presidente Donald Trump hizo un intento por incluir en los cuestionarios del censo una pregunta acerca de la ciudadanía de quienes responden, una medida que fue querellada ante los tribunales y desechada, pero que de todos modos inquieta a los inmigrantes temerosos de que los datos que den a la Oficina del Censo se usen para otros fines.

En esa audiencia, el representante Jimmy Gómez, demócrata de California, sostuvo que ya el Censo de 2010 no contó a muchos latinos, afroamericanos y otros grupos de bajos ingresos y añadió que "debido a la desconfianza en estas comunidades se requiere una movilización masiva para lograr que todos sean contados".

La nueva campaña destaca en sus materiales en español que "por ley la Oficina del Censo no puede compartir información alguna que lo identifique a usted, su hogar o su negocio, ni siquiera con la policía".

"La ley asegura que su información personal nunca se publicará y que sus respuestas no pueden ser usadas en su contra en algún tribunal o agencia gubernamental", añade.

Este énfasis es muy relevante para los latinos, que conforman la minoría étnica más numerosa del país y entre quienes se calcula hay unos 11 millones de inmigrantes indocumentados.

Asimismo, los materiales presentados este martes señalan que la Oficina del Censo está contratando a cientos de miles de personas en empleos temporarios en todo el país para contribuir al conteo de una población que supera los 329 millones de personas.

Según el censo de 2010, cuando la población de EEUU era de 308,7 millones de personas, un total de 50,1 millones (16 % del total) eran de origen latino y una década antes había en el país 35,3 millones de hispanos, el 13 % de la población total.

La Oficina del Censo ha indicado que para el 1 de abril cada hogar en el país habrá recibido una invitación para participar en el conteo, y las respuestas pueden hacerse en internet, por teléfono o remitiendo por correo el formulario de papel.

En mayo los agentes de la Oficina del Censo empezarán a visitar hogares que no hayan respondido al censo, y en diciembre se entregarán al presidente y al Congreso las cifras que determinarán las asignaciones de fondos.

Contenido relacionado

Nueva York lanza campaña para asegurar un recuento preciso en censo de EEUU

Nueva York, 14 ene (EFE News).- Una amplia coalición de organizaciones comunitarias, políticos y el Ayuntamiento de Nueva York lanzó esta martes una campaña informativa con un coste de 40 millones de dólares con la meta de lograr un recuento preciso en el Censo del 2020 en Estados Unidos, que comenzará dentro de dos meses.

Un elemento clave será la mayor campaña publicitaria de este tipo que se haya realizado en la ciudad, para la que se han destinado ocho millones de dólares, de los que tres millones están dirigidos específicamente a medios comunitarios y étnicos, para asegurar la participación de los neoyorquinos.

Según las estimaciones de varios centros de estudio, en torno a 10 estados, entre ellos Nueva York, podrían perder un representante en el Congreso debido a la disminución de población de los últimos años, por lo que muchos hacen un esfuerzo por promover la participación de sus residentes para intentar evitar esta pérdida.

"Nueva York ha estado en la primera línea de la resistencia contra la Administración del presidente Donald Trump y garantizar que todos los neoyorquinos sean contados es fundamental para esa lucha", afirmó el alcalde Bill de Blasio durante el lanzamiento de la bautizada como "Campaña de Recuento Completo", en la que participan 157 grupos comunitarios y la universidad de la Ciudad (CUNY).

"No importa cuánto intente el gobierno federal silenciar nuestras diversas voces, seguimos en pié y nos cuentan", afirmó.

A partir del 12 de marzo, y por primera vez, los neoyorquinos podrán comenzar a completar el censo en la internet, anunciaron el alcalde y la directora de la oficina del censo en Nueva York, Julie Menin.

Explicaron además que la publicidad en medios locales y comunitarios se realizará en 16 lenguas.

"Un recuento completo del censo es crucial para el futuro bienestar de nuestra ciudad. Tenemos que obtener este derecho para garantizar que recibamos los fondos federales adecuados para nuestras escuelas, carreteras, cuidados de salud, vivienda pública y más", indicó por su parte Corey Johnson, presidente del Concejo municipal.

El Ayuntamiento destacó, además, que se trata de la mayor campaña coordinada que se haya realizado, "una asociación histórica, sin precedentes", entre una administración municipal, el Concejo, CUNY, organizaciones comunitarias, así como el sistema de bibliotecas públicas e instituciones cívicas y privadas.

Indicó además que con la inversión de 40 millones de dólares, fondos asignados por el alcalde y Johnson, se trata de la campaña municipal sobre el censo más grande y con mayor inversión en el país. De ese dinero, 23 millones irán a los grupos comunitarios.

La campaña se centrará en comunidades que históricamente han sido menos censadas, contará con la agresiva campaña publicitaria, colaboración con las agencias de la ciudad, lugares de culto y sindicatos y contarán con "tecnología moderna" para el análisis sofisticado de datos.

"La Administración Trump creía que podía utilizar el censo para sus propios fines, y ahora tenemos un plan para contraatacar y contar a todos los neoyorquinos", señaló la directora del censo en Nueva York, Julie Menin.

  • Ningún comentario presente
Normas de comentarios

www.wnenespanol.com no se hace responsable de las ideas expresadas por los autores de los comentarios y se reserva el derecho a eliminar aquellos contenidos que:
  • resulten ofensivos y/o discriminatorios
  • que tengan como fin promover el boicot contra personas, productos empresas o instituciones
  • que atenten contra el derecho a la intimidad, al honor y/o a la propia imagen o nombre
  • aquellos que busquen fines comerciales y/o publicitarios
500 caracteres disponibles
Para evitar spam, por favor resuelva este simple problema matematico e ingrese el resultado (pinche en la imagen para recargarla).

Hispanos