El temor recorre Nueva York por la llegada de tropas de élite de Inmigración

NUEVA YOK MIGRACIÓN | 21 de febrero de 2020

Nueva York, 21 feb (EFE News).- El anuncio de la Administración Trump de que enviará fuerzas de elite de la Patrulla Fronteriza a ciudades "santuario" ha generado temor en la comunidad inmigrante, pero en Nueva York cuentan con el apoyo de grupos de derechos civiles y de las propias autoridades.

"Tengo miedo, ¿quién no tiene miedo de que Inmigración vega y lo separe de la familia?", dice a Efe un mexicano que se identificó como Fernando mientras se dirigía a su trabajo en una repostería de la comunidad de Sunset Park en Brooklyn, preparado para enfrentar el frío en una gélida mañana invernal.

El emigrante vive con su esposa, también mexicana, y con sus cuatro hijos que nacieron en EE.UU., el mayor de sólo 11 años.

"Ese es el temor (de la deportación), que aún son pequeños (sus hijos)", reconoce este poblano, que se estableció hace 16 años en Sunset Park, donde hay una enorme comunidad mexicana y donde bien temprano cada mañana migrantes se dirigen a sus trabajo.

Mientras, un grupo de voluntarios distribuye información sobre los derechos de los migrantes y qué hacer si agentes del Servicio de Inmigración y Control de Aduanas (ICE) o de Aduanas y Protección Fronteriza (CBP) tocan a sus puertas.

"ICE en la casa. Entérese de sus derechos", se lee en la hoja con respuestas sobre cómo actuar ante esa situación y disponible en inglés, español y chino.

La Administración del presidente Donald Trump indicó hace una semana que enviarían fuerzas especiales de CBP para apoyar en redadas en "ciudades santuario", entre ellas Nueva York, que rechazan colaborar en la aplicación de las leyes migratorias, de competencia exclusiva del Gobierno federal.

Se espera que también se desplieguen a esos agentes de élite, los SWAT de CBP, en San Francisco, Los Ángeles, Atlanta, Houston, Boston, Nueva Orleans, Detroit y Newark.

Fernando está al tanto del anuncio y dijo además a Efe que conversó sobre ello en su hogar ante el temor de ser detenido por Inmigración.

El migrante señala que, tras haber leído la hoja suelta que durante una semana han estado distribuyendo vecinos de su propia comunidad, organizados como "Sunset Park ICE Watcher", ahora conoce lo que tiene que hacer para hacer valer sus derechos.

La también mexicana Verónica admite sentir temor, especialmente por estar más expuesta a ser detenida al ser vendedora ambulante, pero no por eso puede dejar de hacer lo que lleva haciendo durante los últimos diez años, ofrecer tamales y frutas desde temprano en la mañana, temblando de frío, desde un improvisado puesto de ventas.

"La mayoría de la gente tiene miedo pero está resignada, tiene que trabajar, no hay de otra, hay que pagar la renta, hay que salir a la calle", dice a Efe la dominicana Génesis Aquino, fundadora de Sunset Park ICE Watcher.

Coincide con ella Jorge Muñiz, cofundador del grupo, quien considera que en esta comunidad los migrantes sin documentos se sienten más seguros porque cuentan con el apoyo de una red de organizaciones de asesoría legal.

"Tenemos una cantidad grande de indocumentados. ICE siempre va a venir a nuestro barrio a molestar a la gente" y atemorizarlos, pero "para la mayoría volver a nuestros países no es una opción. Aquí hay mucha gente de Medio Oriente, refugiados" y también muchos sudamericanos, que "escaparon de sus países para poder "sobrevivir".

Muñiz explicó que el grupo nació hace dos años cuando residentes de Sunset Park, migrantes con ciudadanía o hijos de emigrantes nacidos en EE.UU. como él, hijo de mexicanos, decidieron ayudar a sus vecinos ante la ola de redadas, que regularmente ocurren a primera hora del día.

Por esta razón distribuyen la información entre 6 y 8 de la mañana cuando los migrantes que pueden ser objeto de los operativos de ICE van camino a sus trabajos.

La gente, sin duda, tiene temor y recuerda el reciente caso del mexicano Erick Díaz Cruz, quien el pasado 6 de febrero recibió un disparo en el rostro por parte de un agente de ICE en medio de una detención de un compatriota.

Díaz Cruz, de 26 años y que reside en Veracruz, México, sobrevivió al disparo, que le causó la rotura de varios huesos del lado izquierdo de su cara, así de como la mano con la que se intentó proteger. La bala se alojó en su cuello, según sus abogados.

"Pero lo que no queremos es que nuestra comunidad se sienta que no tiene derechos, que no tiene protección. Hemos estado aquí por mucho tiempo y la Constitución protege a todos y esos derechos los tenemos que exigir", afirmó Muñiz.

  • Ningún comentario presente
Normas de comentarios

www.wnenespanol.com no se hace responsable de las ideas expresadas por los autores de los comentarios y se reserva el derecho a eliminar aquellos contenidos que:
  • resulten ofensivos y/o discriminatorios
  • que tengan como fin promover el boicot contra personas, productos empresas o instituciones
  • que atenten contra el derecho a la intimidad, al honor y/o a la propia imagen o nombre
  • aquellos que busquen fines comerciales y/o publicitarios
500 caracteres disponibles
Para evitar spam, por favor resuelva este simple problema matematico e ingrese el resultado (pinche en la imagen para recargarla).

Hispanos